La ciudad tendrá una plaza del Desarme en el entorno de Santo Domingo, entre la Ronda Sur y el Postigo. Así lo aprobará hoy, si no hay sorpresas, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo.

La propuesta la ha hecho la Cofradía del Desarme, que entiende que se trata de una forma de promocionar un menú netamente ovetense. La ubicación la ha sugerido también la cofradía atendiendo a los estudios de Adolfo Casaprima sobre el origen del clásico menú de garbanzos con bacalao y espinacas, callos a la asturiana y arroz con leche que se sirve en los restaurantes de la ciudad el 19 de octubre.

La tradición se remonta a las guerras carlistas de las primeras décadas del siglo XIX y, según explica el cofrade mayor, Miguel Ángel de Dios, "Casaprima relata que en esa zona de Santo Domingo hubo enfrentamientos durante la guerra".

Basándose en la tradición secular y en la fuerte raigambre que tiene el menú del Desarme en la ciudad, la cofradía recopila también información para solicitar al Principado la declaración de esta fiesta gastronómica como de interés turístico regional.

"El año pasado ya planteamos al Alcalde la necesidad de que un espacio de Oviedo llevase el nombre del Desarme y, posteriormente, con el libro de Casaprima sobre la historia de este suceso, pensamos que el mejor espacio era esa pequeña plaza", explica Miguel Ángel de Dios, que entiende que "la plaza en un parque refleja a la perfección ese espíritu de comida de hermandad".

De Dios destaca además que al tratarse de una plaza junto al Oviedo antiguo, en el entorno del Postigo y la calle de la Regla, se podrán desarrollar numerosas actividades, como recreaciones históricas de aquellas batallas de las guerras carlistas. "La plaza será un punto de referencia desde el que la cofradía podremos ejercer de embajadores del Desarme para fomentar nuestra cultura gastronómica", añadió el cofrade mayor.

La propuesta de dar nombre a una plaza se votará hoy en la Junta de Gobierno. Según fuentes municipales, "no debería haber ningún impedimento" para que se apruebe la inclusión del nombre en el callejero.