Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Me agrada abrir la iglesia para un acto cultural", dice el párroco

El párroco de San Juan El Real, Javier Suárez, opina, por lo que hasta ahora ha visto, que el proyecto audiovisual que se prepara para la basílica en la Noche Blanca es "bonito, interesante y respetuoso". "Me agrada abrir la iglesia a un acto cultural", afirma y adelanta que será "un espectáculo de luz y sonido muy original".

Suárez tuvo ocasión de conocer a los artistas que están detrás del montaje durante su visita a Oviedo. Cuenta que examinaron el edificio cuidadosamente durante todo un día, desde las nueve de la mañana hasta las once de la noche.

La actividad de la Noche Blanca comenzaría a una hora que aún está por determinar, siempre una vez acabado el culto. Javier Suárez señala que la última misa se celebra a las ocho de la tarde y que a las nueve, de ordinario, la basílica queda cerrada.

El párroco de San Juan considera "importante" involucrar a la basílica en una actividad cultural como la Noche Blanca, que atrae a tanta gente y en la que colaboran otras instituciones religiosas, como el Cabildo de la Catedral o el Cabildo de la Catedral. Añade que ofrece una oportunidad de dar a conocer un edificio que es "una maravilla, por dentro y por fuera" y no desdeña la posibilidad de contribuir a "entretener y acercar la cultura" a la gente.

Compartir el artículo

stats