Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La hospedería y el obrador, los otros negocios del monasterio

"Ora et labora" es el fundamento de la regla de San Benito, que rige la vida de la comunidad religiosa que ocupa el monasterio de San Pelayo desde hace más de mil años. Las monjas aplican esa máxima en su día a día y contribuyen con su trabajo a su sostenimiento y al del edificio histórico que habitan. Desde hace años mantienen abierta una hospedería, un espacio en el que los huéspedes puedan disfrutar de la tranquilidad en pleno centro de Oviedo y, si lo desean, participar en los actos religiosos. La hospedería tiene capacidad para alojar a veinte personas, entre las que suele haber muchos peregrinos que inician el Camino Primitivo hacia Santiago. Las monjas también mantienen un obrador, en el que cocinan pastas tradicionales que venden durante todo el año en la tienda que tienen abierta en la calle del Águila.

Compartir el artículo

stats