Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cultivos del Paraíso

La planta eterna

La siempreviva permanece como el primer día durante años

Siempreviva o flor de papel.

Siempreviva o flor de papel. M. C. C.

Cada cierto tiempo cambiaba de trabajo, de ciudad y de país. Allá donde llegaba buscaba un curro y cuando terminaba, con el dinero que había ganado, se iba a otro lugar. Llevaba así veinte años y la verdad que no echaba de menos el estilo de vida convencional.

De vez en cuando se dejaba caer por su casa, siempre de visita. A su regreso solía traer semillas de plantas que le llamaban la atención o que no había visto en la vida. Su último destino había sido Australia, para recoger uva.

Vivía en una cabaña con más trabajadores, con un pequeño jardín improvisado. Allí crecían plantas de todo tipo. Unos días antes de irse corto varias flores, las dejo secar un poco y las envolvió en una servilleta.

Era una especie de margarita con los pétalos de papel.

Perteneciente al género Helichrysum, este tipo de plantas son más conocidas como siemprevivas, flor de papel, perpetua o flor de paja, ya que sus flores son un tanto peculiares, las brácteas -lo que vendrían a ser falsos pétalos- tienen un aspecto coriáceo, bien diferente a los que estamos acostumbrados a ver en otro tipo de plantas pertenecientes a la misma familia, como por ejemplo la margarita. Hay una amplia gama de colores que van desde el blanco al rojo más vivo, pasando por el amarillo, naranja y rosa. Endémica de Australia, ha recorrido el mundo entero y no es difícil de encontrar ejemplares en prácticamente cualquier lugar. Y ello es porque sus exigencias no son demasiadas. En lo referente al suelo, le da igual, lo único necesario es que tenga un buen drenaje, y en caso de que sea muy duro a la hora de trasplantar, se puede hacer el hueco un poco más grande y aportar sustrato con perlita. La orientación ha de ser muy soleada, así la planta desarrollara mucho mejor y dará más cantidad de flor, y al exterior.

Si por el contrario la zona no es tan soleada, no pasa nada, la planta se desarrollara igual solo que el numero de flores se verá sustancialmente reducido. La planta suele alcanzar una altura entre cuarenta y ochenta centímetros, por lo que es ideal tanto para maceta como para poner directamente en el jardín.

El riego debe ser frecuente pero moderado, aunque en verano sí que hay que estar más atentos para evitar que la tierra se seque completamente. Tanto en primavera como en verano el abonado es muy importante; durante ese periodo aportar guano o un abono que estimule la floración no le va a venir nada mal.

Es recomendable pinzar en primavera o en otoño, así en la siguiente floración habrá mayor numero de flores. Es muy resistente a plagas, no hay insecto que pueda con ella. En lo relativo a enfermedades, quizás sea el mildiu el más importante, que en ocasiones se ve favorecido por un exceso de humedad en el suelo, riegos excesivos o el descuido de mojar la planta a la hora de regar.

Si es por estos motivos hay fácil solución, intentaremos regar menos y sin mojar la planta. Por otro lado, habrá que eliminar la partes afectadas y tratar con cobre. Si les gusta esta flor, sepan que por semillas es posible conseguir muchos ejemplares. En primavera o verano es la mejor época para la recolección.

En una mezcla de arena con turba a partes iguales pondremos la semillas a germinar, ligeramente cubiertas, se pulverizará con agua para mantener cierto grado de humedad hasta que las plantas alcanzan unos diez centímetros. Es en ese momento cuando se pueden plantar en el lugar definitivo.

Las probabilidades de éxito con este método son elevadas, pero mejores resultados y más rapidez es por separación de macollas. Para ello hay que retirar un poco la tierra, incluso sacar algo la planta para retirar los nuevos brotes con facilidad y pasar a su lugar definitivo.

Y recuerden algo importante: la siempreviva no solo mantiene bonito el jardín año tras año, sino que sus duras flores pueden usarse para floristería y aunque pase el tiempo se mantienen perfectas como el primer día.

Compartir el artículo

stats