Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los expertos aplauden la plaza del Desarme: "No puede estar mejor elegida"

El enclave acogió en 1836 una cruenta batalla de las guerras carlistas, con multitud de bajas

Futura plaza del Desarme.

Futura plaza del Desarme. M. LÓPEZ

"No puede estar mejor elegido el emplazamiento de la plaza del Desarme. Allí se libró una de las batallas más cruentas de la guerra carlista". El escritor y periodista Adolfo Casaprima defiende la reciente elección del entorno de la casona de Regla, en una amplia zona verde dividida en varios jardincillos, para que lleve el nombre de la fiesta gastronómica del 19 de octubre. Y es que el Ayuntamiento acaba de aprobar la propuesta de la Cofradía del Desarme para bautizar ese espacio, escogido en base a los estudios de Casaprima sobre la guerra librada en 1836 entre carlistas e isabelinos.

La columna carlista del General Sáenz y Baeza entró en Oviedo el 19 de octubre de aquel año bajando por San Esteban de las Cruces. Las milicias nacionales defensoras de Isabel II y lideradas por el coronel Pardiñas la esperaban en el Caño del Águila, en San Lázaro, pero la columna giró a la derecha y Pardiñas creyó que iban a atacar el convento de La Vega (reconvertido muchos años después en fábrica de armas) y donde las milicias tenían un fuerte. Por eso, decidió llevar a sus hombres a encontrarse con los carlistas en la zona de la Regla. "El enfrentamiento fue muy virulento, con muchos muertos en ambos bandos", explica Casaprima. El campo quedó lleno de cadáveres. Pese a las bajas, la resistencia triunfó.

La Cofradía del Desarme entiende que el nuevo nombre de la plaza servirá para promocionar un menú netamente ovetense de garbanzos con bacalao y espinacas, callos y arroz con leche. Pero también solicitará al Principado la declaración de la fiesta como de interés turístico regional. "El año pasado ya planteamos al Alcalde la necesidad de que un espacio de Oviedo llevase el nombre del Desarme y, posteriormente, con el libro de Casaprima, pensamos que el mejor espacio era esa pequeña plaza", explica el hermano mayor de la cofradía, Miguel Ángel de Dios.

Compartir el artículo

stats