La defensa del exjefe de la Policía Local de Oviedo, José Manuel López, investigado en el caso "Enredadera", sostiene que su cliente "no tiene relación alguna" con las empresas que se han visto involucradas en este caso de supuesto amaño de contratos para servicios de instalación de radares y de la red semafórica.

"Carecía de atribuciones, competencias y conocimientos técnicos y, por su supuesto, no participaba en las mesas de contratación", sostienen los letrados Gerardo de la Iglesia y Miguel Teijelo, que se han personado en la causa judicial que se sigue en el juzgado número dos de Badalona contra su representado, el exjefe de la Policía Local.

José Manuel López está siendo investigado por supuestos delitos de cohecho, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a funcionarios públicos y revelación de secretos.

López fue cesado de su cargo al frente de la Policía Local por el alcalde de Oviedo, el socialista Wenceslao López, por pérdida de confianza. Desde entonces, está asignado al departamento de División Operativa.