Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La promotora del Sanatorio Blanco espera obtener el permiso de forma "inminente"

El derribo del inmueble arrancará antes de que el Consistorio autorice la construcción de 28 viviendas, en trámites desde hace más de un año

El edificio del Sanatorio Blanco.

El edificio del Sanatorio Blanco. LNE

El emblemático edificio del Sanatorio Blanco será derruido antes de que el Ayuntamiento autorice el levantamiento de un bloque de 28 viviendas en su parcela. Los retrasos en la tramitación de la licencia de construcción de la nueva zona residencial llevaron a la promotora a solicitar un permiso especial para demoler el inmueble. El objetivo de la empresa es ganar tiempo a la hora de acondicionar la parcela y comenzar los trabajos de manera inmediata, una vez reciba el visto bueno a unos trámites municipales iniciados hace más de un año.

Los planes iniciales de la empresa pasaban por tirar el inmueble, construido y ubicado en la esquina de la calle Vinjoy con Ángel Muñiz Toca, en el primer trimestre de este año. La tramitación del permiso de construcción se demoró más de lo previsto y, a día de hoy, sigue estando pendiente, aunque la promotora confía en obtenerlo "de manera inminente".

El caso de la promoción del Sanatorio Blanco es un ejemplo de los efectos del atasco de servicios de licencias, similar al del Seminario Metropolitano, cuyo proyecto para realizar mejoras con un importe de 10 millones de euros en la próxima década lleva tramitándose desde el 14 de octubre de 2016.

Compartir el artículo

stats