13 de agosto de 2018
13.08.2018
PACO CAO | Artista multimedia asturiano afincado en Nueva York

"En el Tour de la Víctima me alejo de lo subjetivo, la mayoría de los casos son indiscutibles"

"El recorrido incluye guerras, enfermedades y grandes catástrofes, además de un regicidio y un litigio relacionado con esclavitud sexual femenina"

13.08.2018 | 01:39
Paco Cao.

Paco Cao (Tudela Veguín, 1965), artista multimedia asturiano afincado desde hace años en Nueva York y pionero en el uso de las nuevas tecnologías para sus creaciones, protagonizará el tramo final del verano en la ciudad con "El Tour de la Víctima Concejo de Oviedo", una iniciativa del Museo de la Víctima organizada por la Fundación Municipal de Cultura que permitirá a los participantes recorrer diversos espacios en los que se han registrado víctimas por asesinatos, guerras o grandes catástrofes desde la Prehistoria a la actualidad. La acción tendrá lugar del 25 de este mes al 7 de septiembre, de 11.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 19.30 horas. Toda la información está disponible en www.museodelavictima.org y en tourvictimaoviedo@museodelavictima.org

- El Tour va de la Prehistoria a la actualidad. ¿Cómo ha recopilado los datos y qué criterios ha seguido para incluir unos escenarios determinados y rechazar otros?

-El recorrido del Tour responde a un equilibrio de fuerzas que ha tenido en consideración dos aspectos fundamentales. Por un lado, dado el sesgo histórico de la iniciativa, he decidido elegir casos de víctimas individuales o colectivas que sirvan para señalar hitos importantes, de tal manera que cada caso permita revelar información sustanciosa sobre la época en la que ha tenido lugar. Por otro lado, he tenido que considerar asuntos logísticos relacionados con emplazamientos geográficos y distancias. Hay que tener en cuenta que el Tour dura tres horas, de tal manera que la primera parte del mismo se concentra en el casco antiguo de la ciudad, mientras que la segunda parte, que hace uso de un autobús, cubre otros lugares de la urbe y del municipio. La recopilación de datos, sujeta a las restricciones propias de un proyecto que se desarrolla durante un tiempo limitado, ha partido de un esquema general planteado por mí, ampliado con la colaboración del historiador Álvaro Diez González. Gracias a María Concepción Paredes Naves, directora del Archivo Histórico de Asturias, dicha institución también ha contribuido facilitando documentos. Ángel Antonio Argüelles Crespo, ligado al archivo mencionado, me ha sugerido distintos casos de víctimas con las correspondientes fuentes documentales de respaldo. También he contado con el archivo del Ayuntamiento de Oviedo. Para un caso concreto ligado a la romanización he solicitado el apoyo de Narciso Santos Yaguas, que fue profesor mío cuando cursé estudios en la Universidad de Oviedo. Además, la Fundación Gustavo Bueno ofrecerá un análisis filosófico del término víctima.

- ¿Cuál es la primera y la última víctima que se incluye?

-Tengo cierto reparo a la hora de desvelar los casos concretos de víctimas que serán tratados, porque prefiero preservar dicha información para fechas más próximas a la celebración del Tour. Ahora bien, puedo anticipar que el recorrido, como no podía ser de otro modo, incluye víctimas a consecuencia de guerras, enfermedades y grandes catástrofes. También incluye un regicidio y considera un litigio relacionado con trata de personas y esclavitud sexual femenina. He intentado alejarme de una perspectiva guiada únicamente por mi subjetividad, de tal manera que la mayoría de casos tratados implican víctimas indiscutibles. No obstante, también he tenido en consideración derivas interpretativas actuales en relación con el término víctima. Por ejemplo, he elegido un caso prehistórico para cuestionar mi propia percepción del tema y dejar una pregunta en el aire. En un proyecto de estas características uno se mueve con más dudas que certezas.

- ¿Habrá algo más que el Tour propiamente dicho?

-Gracias a la colaboración de la Cátedra Asturias Prevención, dirigida por Antonio León García Izquierdo, el 11 y el 12 de septiembre tendrá lugar el "Foro víctima y trabajo" como prolongación del Tour. Será en el edificio histórico de la Universidad de Oviedo y servirá para tratar el tema desde ángulos ideológicos y disciplinas dispares. Es más que probable que no coincida con la interpretación de algunas de las ponencias presentadas, algo que me interesa particularmente porque siempre he considerado el Museo de la Víctima como una plataforma que sirva para desafiar mis propias ideas.

- ¿Cuál es el caso que más le ha sorprendido?

-Ninguno en particular. No obstante, para que la respuesta no sea tan seca, puedo informarle de un caso no incluido en el Tour que consiste en el perdón de un asesinato a cambio de dinero. Estamos hablando de un documento de 1568.

- ¿Cuántas víctimas ha contabilizado en todo el concejo de Oviedo?

-Es imposible responder a esta pregunta porque, además de víctimas individuales, también hay casos de víctimas colectivas y las fuentes disponibles no ofrecen datos precisos. Sabemos que la peste asoló el territorio, pero no tenemos pruebas concretas que nos permitan determinar el número de personas muertas como consecuencia de dicha enfermedad.

- ¿Qué nos puede contar del Museo de la Víctima?

-Es un espacio virtual de exposición y análisis de documentos de naturaleza muy diversa cuya figura central es la víctima. Por ser ésta una constante histórica presente en todas las civilizaciones, el museo no pretende resaltar, defender o reivindicar a víctimas de un grupo humano concreto, fruto de un hecho histórico determinado en un periodo de tiempo específico. Propone un análisis global del tema y es ajeno a intereses políticos. Con el fin de mantener una actitud independiente, así como un análisis preciso y riguroso, el intercambio de ideas -a veces controvertidas e incluso contradictorias- no sólo es beneficioso, sino necesario. Por ello, el museo agradece aquellos puntos de vista que desafíen el análisis de los materiales expuestos. Uno de sus retos fundamentales consiste en presentar su colección esquivando el oportunismo y el sensacionalismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído