05 de noviembre de 2018
05.11.2018

El cabecilla de la banda del zulo del Naranco era "un asturiano conocido y bien relacionado"

La misteriosa cavidad del monte ovetense fue reconstruida en 2004 y la Policía descarta que acogiera al carpintero de Colloto secuestrado en 1995

05.11.2018 | 13:22
El cabecilla de la banda del zulo del Naranco era "un asturiano conocido y bien relacionado"
Policías en el interior del zulo del Naranco.

El cabecilla de la banda del zulo del Naranco, fallecido en 2012, era un asturiano "conocido y bien relacionado" que encabezó un grupo criminal de "entre tres y cuatro personas" que desde 1974 hasta su deceso cometió actos delictivos de distinta naturaleza en diferentes puntos de España. Paralelamente, el delincuente estaba vinculado "al sector de la electrónica".

Así lo aseguraron esta mañana mandos de la Policía Nacional de Oviedo durante una rueda de prensa en la que desvelaron que la banda que llegó a autodenominarse ETA-Asturcón para extorsionar a empresarios estuvo dirigida por "un hombre que se jactaba de haber vivido siempre en pisos de buena calidad sin pagar un duro".

Un miembro de la Brigada Provincial de Información señaló durante la intervención que la misteriosa cavidad hallada en el Naranco estaba "en perfecto estado" cuando fue hallada en abril de 2017 y todo apunta a que fue reformada hace trece años. "Cuando entramos no había ni telarañas", indicó la fuente policial que prefiere mantenerse en el anonimato por sus responsabilidades.

Los agentes calificaron el zulo de "técnicamente perfecto" y pusieron como ejemplo de su buena construcción la utilización de colmenas de abejas robadas en los tubos de ventilación para evitar que se acercaran los curiosos a la zona. "Además estaba perfectamente insonorizado", indicaron los policías.

Del mismo modo, descartaron que el zulo fuese utilizado para el único secuestro consumado conocido por la banda, el de un carpintero de Colloto en 1995. "Al 99,9% que el secuestrado no estuvo allí", apuntaron para también dejar claro que a pesar de utilizar en los años 70 y 80 la denominación de "ETA-Asturcón" su actividad delictiva era común. "En ningún caso estamos hablando de actividad terrorista", subrayaron.

Respecto a los delitos descubiertos hasta ahora que van desde dos tentativas de secuestro de un industrial textil y un médico hasta las estafas mediante pólizas de seguros de estudios falsos, ninguno podrá ser ya juzgado. "Todos los delitos están prescritos", comentaron respecto a las posibles consecuencias penales para la mujer detenida por pertenencia al grupo y otro hombre investigado por la misma causa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído