20 de noviembre de 2018
20.11.2018

Condenado a 80 días de cárcel un hombre que fingió un atropello en Oviedo para cobrar del seguro

El varón, de 41 años, fue pillado por una cámara dando una patada al coche que pasó a un metro de distancia cuando iba acompañado por sus tres hijos

20.11.2018 | 14:10
Una captura de la cámara que pidió descubrir la estafa del supuesto atropellado.

Un hombre de 41 años ha sido condenado por intento de estafa al fingir que fue atropellado en el paso de peatones que existe entre la Plaza de Gabino Díaz Merchán y la calle Manuel del Fresno. El Juzgado de lo penal número 1 de Oviedo, después de que el acusado reconociera los hechos, le ha condenado a dos meses y 20 días de prisión, sustituible por una multa.

Los hechos se produjeron el día 6 de noviembre de 2015 y fueron esclarecidos por la Policía Local después de comprobar las imágenes de la cámara de tráfico situada en esta zona de la ciudad. El condenado declaró en un primer momento que sobre las 19.30 horas cruzaba con sus tres hijos el paso de peatones cuando fue golpeado por el lateral derecho de un vehículo que continuó su trayectoria sin detenerse. Según su declaración, él y sus tres hijos cayeron a la calzada. Como tenía su coche cerca, lo cogió y empezó a perseguir al otro vehículo avisando a la policía. Finalmente, fueron interceptados en la calle Viaducto Marquina. Tras hacer una primera declaración a la Policía Local, el ahora condenado dijo que se sentía mareado y tuvo que ser trasladado en ambulancia al HUCA, asegurando que sus hijos, que ya le esperaban en el área de urgencias, también habían resultado lesionados.

Los policías locales inspeccionaron el vehículo que supuestamente había atropellado al condenado, comprobando que no evidenciaba en su lateral derecho ningún tipo de contacto, manteniendo en todo él un mismo grado de suciedad. Y sólo encontraron junto a la manilla de la puerta trasera una tiznadura de color negro de unos 46 centímetros. Como quiera que la única superficie en el peatón supuestamente atropellado compuesta por un material de las características de las tiznaduras era su calzado, los agentes contemplaron la hipótesis de que se había producido una patada del peatón al vehículo.

El ahora condenado se presentó a declarar al día siguiente en el edificio de Seguridad Ciudadana con el brazo izquierdo en cabestrillo y provisto de collarín y aseguró que estaba tramitando la baja laboral.

El visionado de la cámara de vigilancia de tráfico de la glorieta Arzobispo Gabino Díaz Merchán, que cuando sucedió el supuesto atropello se encontraba orientada a la calle Manuel del Fresno, permitió ratificar la hipótesis establecida por los agentes locales: el vehículo pasó a un metro aproximadamente del denunciante y sus tres hijos, sin -aún cuando tendría obligación de detenerse- provocar riesgo concreto para ellos, y se ve cómo aquél le propina una patada en la puerta trasera derecha. Ni él ni sus tres hijos fueron tirados al suelo.

La condena a dos meses y 20 días de prisión se sustituye por una multa de 4 meses y 40 días con una cuota de 6 euros al día.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook