08 de enero de 2019
08.01.2019

La mejora del acceso al Espíritu Santo por Colloto y La Monxina costará 500.000 euros

El Principado pretende iniciar este año un plan que incluye la ampliación de aceras en la calle Camino Real de Colloto y más pasos de cebra

08.01.2019 | 01:00
Tráfico en el interior del polígono del Espíritu Santo.

La Consejería de Infraestructuras del Principado tiene previsto iniciar este año un plan de mejoras de los accesos al polígono del Espíritu Santo, principal núcleo industrial del concejo de Oviedo, aquejado de serios problemas de congestión de tráfico denunciados de forma recurrente por los empresarios afincados en el recinto. El coste estimado de las actuaciones alcanza el medio millón de euros, con una inversión inicial que podría sumar este año algo más de 169.000 euros.

En concreto, el plan de la administración autonómica para los accesos desde Colloto recoge la ampliación de las aceras en la calle del Camino Real en aquellos tramos en los que se detecte que la amplitud actual es insuficiente, así como la habilitación de varios pasos peatonales en la carretera general N-634

Desde la zona de Los Prados y el este de la ciudad, lo que se plantea es la mejora del paso existente sobre la autopista A-66, con pasos de cebra, acera, iluminación y seguridad. Además, los especialistas que han elaborado el nuevo plan de movilidad regional también abogan por habilitar una nueva conexión al polígono desde la zona de Prado de la Vega y La Monxina.

Dentro de las medidas para aliviar el tráfico en el polígono del Espíritu Santo, los técnicos también han puesto sobre la mesa la posibilidad de aplicar restricciones al aparcamiento en el interior del recinto, para disminuir el uso del vehículo privado. Los estudios que maneja la consejería que dirige Fernando Lastra ponen de manifiesto que la mitad de las personas que acceden en coche a este enclave empresarial de Cerdeño reconoce que podría hacerlo a pie tras utilizar medios de transporte público.

Los empresarios del polígono vienen reclamando desde hace tiempo mejoras en los accesos y soluciones a los problemas de aparcamiento y de tráfico que sufren. Éstos se ven agravados porque el vial principal del recinto empresarial es utilizado por numerosos automovilistas para dirigirse al gran complejo comercial de Paredes (Siero).

Badenes

Tras varios accidentes y atropellos, los industriales llegaron a plantear la instalación de badenes inteligentes de reducción de velocidad en las calzadas con un tráfico más conflictivo y, fundamentalmente, en la que es utilizada para acudir al centro comercial por automovilistas ajenos al polígono. La idea era implantar modelos de última generación que se activan bajo demanda o cuando un vehículo circula más rápido de la cuenta.

El aparcamiento también supone un gravísimo problema para el Espíritu Santo, según ponen de manifiesto los empresarios y usuarios habituales del enclave. Se quejan de que casi no hay donde dejar el coche y de que la falta de estacionamientos también supone un factor de inseguridad circulatoria.

La asociación de empresarios del Espíritu Santo presentó hace años en el Ayuntamiento de Oviedo, cuando era alcalde el popular Agustín Iglesias Caunedo, un proyecto para instalar un parking, una guardería y otros servicios para los usuarios del polígono en una parcela propiedad del Consistorio. Aquella iniciativa no salió adelante, por lo que los empresarios plantean ahora que la administración municipal se limite a habilitar un estacionamiento provisional para tratar de aliviar la situación.

Entre los planes de futuro que están en estudio para el polígono del Espíritu Santo también figura sacar del enclave industrial de Cerdeño el centro logístico para camiones, en el que abren sus puertas varias empresas del sector y de servicios al transportista. La medida permitiría dejar libres unos 70.000 metros cuadrados de terreno en un recinto que no tiene parcelas libres desde hace años y, de paso, se cubrirían buena parte de las decenas de miles de metros cuadrados que están disponibles en el polígono industrial Olloniego II.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook