09 de enero de 2019
09.01.2019

Acepta seis años de cárcel por dejar tuerto al exmarido de su novia

El condenado reconoció su culpabilidad al haber actuado "movido por los celos"

09.01.2019 | 01:23

Un hombre aceptó ayer seis años de prisión por agredir al exmarido de su novia, que sufrió varias fracturas y perdió un ojo por los golpes recibidos en mayo de 2017 en la calle Vetusta (en el límite del barrio de Otero con Villafría). El condenado reconoció su culpabilidad durante el juicio celebrado en la Audiencia Provincial y achacó su conducta a haber estado movido por "los celos".

Los hechos ocurrieron sobre las once de la noche del 2 de mayo de 2017, cuando el acusado se hallaba en un bar de la calle Vetusta en compañía de su entonces novia, cuando, en un momento dado, llegó al local el exmarido de la mujer. Según el relato del fiscal, el procesado le propinó entonces un puñetazo en el rostro al otro hombre sin apenas mediar palabra y continuó dándole una brutal paliza en la que incluso llegó a usar una silla, que le provocó a la víctima varias fracturas y la pérdida de un ojo. Además del daño ocular, la agresión provocó al exmarido un traumatismo nasal con fracturas de huesos marginal y rotura de arcos costales.

Para su curación, la víctima precisó una asistencia facultativa inicial y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, debido a severos daños en el globo ocular derecho, con posterior colocación de prótesis y tratamiento farmacológico a base de ansiolíticos y antidepresivos.

Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito de lesiones, por los que el procesado asumió una condena de 6 años de prisión y el abono al SESPA de los gastos médicos ocasionados. La víctima se reservó el ejercicio de iniciar acciones civiles para el pago de las indemnizaciones.

Hechos similares

Dos sucesos similares ocurrieron en Gijón en enero y en marzo de 2017. Un gijonés de 30 años declaró hace meses como acusado de haber dejado tuerto del ojo izquierdo a un hombre de 56 años, al que le propinó dos puñetazos en la cara tras una disputa en un local de copas de la avenida de Rufo García Rendueles.

Otro hombre también fue enjuiciado el año pasado por dejar tuerto del ojo derecho a otro de 69 años de edad, tras agredirle violentamente con repetidos golpes en la cara en la calle Camino de las Maravillas. El herido fue internado en el Hospital de Cabueñes y sufrió un estallido del glóbulo ocular derecho con salida del iris y contusión costal izquierda. Tardó 63 días en curar, de los cuales ocho fueron de hospitalización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook