11 de enero de 2019
11.01.2019

Alfredo Canteli: "Como ciudadano me da mucha vergüenza ver el estado actual de la ciudad"

"Que tenga 72 años no quiere decir que yo no sea cambio; la llegada de experiencia pueder ser algo bueno", indica el candidato del PP a la Alcaldía

11.01.2019 | 01:29
Alfredo Canteli: "Como ciudadano me da mucha vergüenza ver el estado actual de la ciudad"

Liderar un proyecto de ciudad centrado en lo pequeño, pero sin olvidar los grandes proyectos, generar ilusión entre los ovetenses y recuperar la alegría en las calles, a su juicio, perdida durante los años de mandato del tripartito de izquierdas. Alfredo Canteli (Teverga, 1946) pone fin a una etapa de 19 años al frente de su querido Centro Asturiano de Oviedo con la sensación de dejar un buen legado y las pilas cargadas para afrontar su primera aventura política como candidato del PP a la Alcaldía de Oviedo. En sus primeras palabras como aspirante a la Alcaldía, que dirigió a LA NUEVA ESPAÑA, desvela sus ambiciosas aspiraciones electorales: "Confío en lograr la mayoría absoluta".

El inicio de una nueva etapa vital a los 72 años. "Recibo este encargo con mucha ilusión, pero a la vez con mucha preocupación y responsabilidad de encabezar el proyecto común de toda una ciudad. Alguien tenía que hacer algo por Oviedo porque está abandonado y eso me llevó a dar el paso. Siempre me gustó complicarme la vida".

Duras negociaciones familiares. "Fue todo muy rápido. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, me llamó el jueves de la semana pasada por la noche. Ese día no pegué ojo. Mi mujer no quería que aceptara y tuve que negociar, especialmente con ella para lograr convencerla. Mis hijos me están ayudando a ello y estoy seguro que después se volcará conmigo en la causa".

Visión negativa de la ciudad actual. "Como ciudadano me da vergüenza ver cómo está la ciudad. El abandono de los barrios es total, pues están llenos de farolas sin luz y farolas mal hechas. Vemos cómo el Campo de San Francisco y el paseo de Los Álamos se están cayendo. Quiero recuperar la atención a las cuestiones pequeñas que están desatendidas, mientras se anuncian grandes proyectos que también intentaré sacar adelante".

Ser Alcalde, una deuda pendiente. "Reconozco que, a lo largo de la vida, se me pasaron muchas cosas por la cabeza, pero me sentía realizado con mi dedicación al Centro Asturiano de Oviedo. Cuando cogí las riendas del Centro me dijeron que era una moda pasajera y se acababa. A la vista está ahora el resultado de mi obra allí y quiero hacer algo similar en el Ayuntamiento".

Empezar desde abajo. "Mi prioridad es hacer un equipo de garantía, compuesto por profesionales cualificados y dispuestos a trabajar por Oviedo. Luego hay que planificar las muchas inversiones pendientes. Partir de un lavado de cara en las calles y luego abordar asuntos como el Calatrava, el bulevar de Santullano o la Ronda Norte. Hay que ver qué pasa con ese lago que todos los técnicos dicen que no es viable y si la Ronda Norte precisa de túnel o no para ser buena para Oviedo".

La dedicación como compromiso. "Me comprometo a ser un Alcalde serio y trabajador como he demostrado en otras facetas de mi vida. Prometo que el cargo no me cambiará. Oviedo es una ciudad que está triste actualmente y a base de dedicación quiero convertirla en una ciudad alegre y vistosa tanto para los vecinos como para quienes nos visiten".

Buena relación con Wenceslao López en lo personal. "Es cierto que mi relación con el Alcalde socialista actual es buena a nivel personal, pero no estoy de acuerdo con su equipo de gobierno. Pese a nuestro trato cordial, su gestión al frente del Ayuntamiento ha sido un desastre".

Convivir con Caunedo como presidente del partido en Oviedo. "Mi relación con Caunedo siempre ha sido buena. Estos días estoy hablando mucho con él y si siempre nos hemos llevado bien eso no tiene por qué cambiar. Necesitamos estar más unidos que nunca para ganar las elecciones por mayoría absoluta y poder llevar adelante nuestro proyecto.

Respaldo total a la candidatura de Teresa Mallada para presidir el Principado. "Es una profesional como la copa de un pino, muy joven y cualificada. Trae savia nueva al partido a sus 44 años, pero eso no quiere decir que yo, con 72, no sea también cambio. A veces es bueno incorporar experiencia. Confío en que entre ambos haya una estrecha relación para conseguir cosas positivas para Asturias y Oviedo".

Fidelidad incondicional al Partido Popular. "Nunca he militado en el partido, pero siempre he votado al PP. Si ahora he dado el paso de presentarme a la Alcaldía es porque, primero, pensaron en mí, y después porque creo que está habiendo un cambio muy positivo en el partido con gente joven y con muchas ganas de hacer las cosas bien. La transformación que se está haciendo del partido será seguramente positiva para obtener mayor respaldo electoral de los ciudadanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook