15 de enero de 2019
15.01.2019

Montes Nogales: "Las primeras literaturas africanas son en árabe y de origen religioso"

El filólogo destaca la importancia de la figura del griot, el narrador de historias que transmite - la tradición oral y alaba a la nobleza

15.01.2019 | 01:11

"Las primeras literaturas que surgen en África son en árabe y tienen su origen en la religión islámica, con el objetivo de divulgar la palabra de Mahoma". Así lo dijo ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA Vicente Montes Nogales, profesor de la Universidad de Oviedo, especialista en literatura africana.

El profesor, que participará en las jornadas sobre literatura africana que se celebrarán en Oviedo en abril, destacó la importancia de la casta de los griot, los artesanos contadores de historia que tradicionalmente han transmitido la tradición oral. "Se trata de un pueblo orgulloso, con gran conciencia de lo que hacen", indicó Montes.

El especialista impartió una charla titulada "Una mirada a las literaturas africanas desde Asturias: de las fuentes orales a la producción", y fue presentado por Inmaculada González-Carbajal García, presidenta de la Fundación El Pájaro Azul.

"Un griot es un narrador de historias de África occidental. Las cuenta como lo haría un poeta, un cantante de alabanzas o un músico ambulante. Es un depósito de tradición oral y, como tal, en ocasiones se le conoce como bardo", indicó el profesor.

Montes Nogales se remontó a la historia para determinar quiénes fueron los primeros escritores en la tradición africana y habló de la importancia de las jerarquías en las sociedades. "La primera jerarquía es la edad; a un africano no se le escuchaba si no tenía al menos 42 años", indicó Montes.

El sexo masculino también tuvo preponderancia sobre el femenino, tal como se desprende de algunos textos dedicados a las mujeres en las que se las deja en un dudoso lugar. "A partir del siglo XI, estos países africanos se fundamentan en sociedades guerreras que favorecen el ensalzamiento de las virtudes de los varones frente a la mujer, que queda relegada a un segundo plano", aseguró el conferenciante. "La mujer en su totalidad es un mal, y lo peor es que es un mal necesario; decir esas cosas era una manera de determinar cuál era la función de la mujer en la familia", señaló Montes Nogales.

La tercera jerarquía la determinan las castas. En la cúspide estaban los nobles, los hombres libres que se ocupaban de la ganadería, que era casi sagrada. No había posibilidad de ascenso social, pero sí de descenso. Los escritores proceden de esa casta de los artesanos en la que había herreros, alfareros y artesanos de la palabra. Otra de sus funciones era la producción de música. "Una de las misiones de los griot era alabar a los miembros de las familias reales, narrando las historias de sus antepasados en el campo de batalla", recalcó Vicente Montes. Otra de sus tareas era educar a los hijos de los nobles. Vicente Montes es doctor en Filología Francesa por la Universidad de Oviedo. Sus estudios se centran principalmente en los productores de la literatura oral subsahariana, en la epopeya de África occidental y en la novela francófona africana. Es especialista en el maliense Amadou Hampâté Bâ y ha publicado una monografía sobre su figura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído