18 de enero de 2019
18.01.2019
La Nueva España

Ovidio Parades: "A los 50 hay resortes con los que enfrentarse a la vida con más equilibrio"

El autor de "Mujer en el bar" reivindica las historias con alma femenina y los bares como escenario de confesiones y terapia

18.01.2019 | 01:24
De izquierda a derecha, Samuel Castro, Ovidio Parades, Leticia Sánchez y Azucena Vence.

"A los 50 una persona tiene resortes con los que enfrentarse a la vida con más equilibrio que cuando tienes 20 o 30; nada es tan terrible ni tan maravilloso, se encuentra una especie de equilibrio". Lo dijo ayer en el Club Prensa de LA NUEVA ESPAÑA el escritor Ovidio Parades, autor de " Mujer en el bar", su libro más reciente, una colección de relatos que ha llegado a su segunda edición en un tiempo récord.

Sin disimular la satisfacción por el éxito de un libro en el que ha trabajado dos años, Parades mantuvo un diálogo con la escritora Leticia Sánchez Ruiz, que culminó con una lectura de textos a cargo de la periodista y locutora Azucena Vence, que dejó constancia de su talento. En la mesa también estuvo el editor Samuel Castro.

"Lo bueno a la hora de escribir es que haya conflicto, que pasen cosas", señaló Parades, que en este caso ha predicado con el ejemplo. Las protagonistas del libro llevan vidas intensas y a todas les pasan cosas. "Tenía ganas de escribir lo que les pasa a otras personas y pensé en historias con una temática que las une", explicó. Todos los relatos están unidos por un hilo conductor que representan los bares en los que se desarrollan las historias. "Esos bares son refugios en los que estas mujeres tratan de olvidar sus problemas; cuando salen de ellos se enfrentan a la realidad con más fuerza, tras recibir una especie de bálsamo", dijo el escritor.

Refugios de infancia

Leticia Ruiz fue desgranando distintas cuestiones que aparecen en el libro, entre ellas la relativa a los refugios que se encuentran en la infancia, cuando nada afecta y el niño piensa que nada malo le va a pasar rodeado de sus seres queridos. De esa etapa se va pasando a la edad adulta, cuando la percepción de las cosas va cambiando de forma determinante.

"Ese tránsito de una edad a otra es uno de los caminos de la literatura que más me interesa explorar, ese paso del paraíso de la infancia a las obligaciones y temores de una persona mayor", señaló Parades. "Cuando todas las cosas van mal te refugias en los buenos recuerdos, uno de ellos es la Navidad", añadió.

"Aunque en el libro hay melancolía y soledad, también se encuentra mucha esperanza", señaló Leticia Sánchez. Para demostrarlo se refirió expresamente al cuento titulado "Segunda oportunidad", en el que se habla de reencuentros. "La cara B del libro es positiva, también quise que fuese así", apostilló el autor. "Todo lo relacionado con este libro es positivo y todo ha sido muy rápido", aseguró. Ovidio Parades tampoco pasó por alto la dedicatoria del libro, a su amiga Loli, que murió durante el proceso de redacción del libro. "Loli estuvo en mi casa cuando tuve 4 años y cuando tuve 40, es una de las personas a las que más he querido. Fue una mujer muy importante en mi vida. Fue diferente y esa diferencia nos unió", recalcó. "Se reía de todo y disfrutaba de la vida, que es lo mas importante. No pensé que iba a echarla tanto de menos", reconoció. Ovidio Parades nació en Oviedo en 1971. Comenzó a escribir a una edad temprana, cuentos, relatos, artículos y novelas. Durante casi diez años desempeñó el oficio de librero y colabora en numerosas publicaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído