30 de enero de 2019
30.01.2019
La Nueva España

La Policía identifica a un hombre que atacó a su madre y a un hermano con un arma blanca

El varón realizó cortes superficiales en la cabeza y las extremidades de las víctimas, pero no fue detenido al estar bajo tratamiento psiquiátrico

30.01.2019 | 01:19

La céntrica calle Ventura Rodríguez fue escenario en la mañana del miércoles de un desagradable suceso. Un varón de unos treinta años arremetió con un cuchillo, primero, contra su madre y, después, contra un hermano que trató de defenderla. Los ataques se saldaron con varios cortes en la cabeza de la progenitora y en los brazos y las piernas del otro hombre. Una vez reducido por la Policía, el atacante fue trasladado a Psiquiatría, donde se encuentra recibiendo tratamiento.

Los hechos se produjeron en torno a las diez de la mañana en el mismo portal del número diez de la calle, donde residía la familia. Todo empezó con una discusión que fue subiendo de tono hasta que el supuesto agresor se abalanzó sobre su madre empuñando un arma blanca. Esta se defendió, pero no pudo evitar recibir algún corte en la cabeza. Inmediatamente el hermano se interpuso para tratar de frenar la agresión, pero también resultó herido.

Ambos fueron trasladados hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) para ser tratados de sus heridas que, en principio, no revisten especial gravedad. Mientras tanto, la Policía Nacional se encargó de reducir al agresor, que presentaba un estado muy alterado. Este se atrincheró en la vivienda familiar durante unos minutos, pero finalmente pudieron controlarle para identificarle y tramitar la denuncia por los daños ocasionados.

Sin embargo, eso no se tradujo en una detención inmediata. Según algunas fuentes cercanas al caso el joven sufre problemas psiquiátricos y precisa tratamiento. Esta situación impide acometer su detención al menos mientras recibe tratamiento y sin que antes exista una orden judicial explícita en ese sentido.

Los hechos causaron un importante revuelo en la zona, donde varios vecinos presenciaron la descontrolada reacción del acusado. Fue un testigo quién supuestamente dio la voz de alarma de lo que estaba ocurriendo, permitiendo la rápida reacción de la Policía frente a unos hechos que, según explicaron algunos testigos "pudo ser mucho peor", debido al estado de excitación del agresor, que le llevó a arremeter contra dos seres queridos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído