09 de febrero de 2019
09.02.2019

Alumnos del IES La Ería dan vida a los comercios del barrio por San Valentín

Diez estudiantes diseñan escaparates vivientes para animar a comprar en diez tiendas de la zona

09.02.2019 | 02:01
Alumnos y organizadores, ayer, en el Talud de La Ería.

Tirar de juventud y creatividad para reactivar el comercio local en unas fechas marcadas en rojo en el calendario. Ese es el objetivo del proyecto "Renueva Ería", una iniciativa impulsada por el Talud de La Ería en colaboración con la Asociación de Jóvenes Empresarios, a través de la que una decena de alumnos del ciclo formativo de Comercio y Escaparatismo del IES La Ería diseñarán sus propios escaparates vivientes en otros tantos negocios de la calle Valentín Masip.

"Hay comercios que ven esta iniciativa como una oportunidad", explica Bea Balbona, una emprendedora del Talud de La Ería que en los últimos meses se ha encargado de coordinar la apuesta con la que se busca la doble finalidad de formar a nuevos emprendedores y ayudar a los pequeños empresarios de la zona a dinamizar sus negocios.

Una barbería, una mercería o una zapatería son alguno de los ejemplos de tiendas en la que los estudiantes tratarán de dejar su sello a partir del próximo martes, cuando, desde las cuatro de la tarde, comiencen un recorrido guiado por las diferentes tiendas. Dicho itinerario permitirá ver en acción todos los escaparates vivientes ideados para atraer a los compradores que durante la próxima semana quieran realizar un buen regalo a sus parejas.

La "Oficina de Cupido" es, por ejemplo, una de las apuestas lanzadas por los jóvenes escaparatistas para que los clientes busquen el asesoramiento previo indispensable para tomar la decisión de dejar sus euros en las tiendas. "La predisposición de los comerciantes ha sido muy buena, pues han dado carta blanca a los chicos", apunta Balbona, muy satisfecha también con la dedicación de los chavales. "Se están mostrando muy proactivos y serios pese a la escasa experiencia con la que cuentan en este mundo", indica la coordinadora.

La idea surgió dentro del Talud de La Ería y rápidamente caló entre los estudiantes, muy deseosos de llevar a la práctica algunos de los conceptos aprendidos en el aula. El personal del programa Oviedo Emprende se encargó posteriormente de contactar con los comercios, que en los últimos días han mostrado un interés creciente por la idea. "En principio contábamos con siete tiendas, pero en los últimos días se sumaron otros tres", declara Balbona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído