10 de marzo de 2019
10.03.2019

Lleno total en "2001: Odisea del espacio"

Los aficionados a la ciencia ficción abarrotan el Filarmónica para ver la versión original de la obra maestra de Stanley Kubrick

10.03.2019 | 02:27

Hay modas que nunca pasan o que vuelven de vez en cuando. Y los amantes de la ciencia ficción son fieles a Kubrick y a su gran película "2001: Odisea del espacio". Sí, ya había vida extraterrestre antes de "Star Wars". Es por eso que ayer los fieles a Kubrick hicieron cola ante el teatro Filarmónica en Oviedo, donde se proyectó esta película dentro de la Semana del Audiovisual Contemporáneo (SACO), que celebra su quinta edición en Oviedo. La expectación era máxima, como si en lugar de una reposición de una película que cumplió medio siglo el año pasado fuese un estreno y de los gordos. La entrada era gratuita y se proyectó en versión original.

Miguel Muñiz llevó ayer a su hijo Ramiro, de 11 años, a ver la película, porque piensa que es una de esas cintas que hay ver una vez en la vida. El pequeño se fía del gusto de sus padres y reconoce que siempre le recomiendan "películas chulas". Padre e hijo, acompañados por Silvia Salas, la madre, estaban ayer puntuales en el Filarmónica, mientras los disfraces de Carnaval pasaban hacia la plaza de la Catedral. Ellos prefirieron el plan b. "Es un lujo poder ver este tipo de películas en el Filarmónica, en versión original y, además, gratis", explica Salas.

La película que se pudo ver ayer es una restauración de la original, dirigida por Christopher Nolan. Pocas producciones cinematográficas como la de Stanley Kubrick -escrita por el director en colaboración con Arthur C. Clarke- suponen un antes y un después, un punto de inflexión irreversible, tanto en la historia del cine como en la historia de un género en particular, en este caso en el de la ciencia ficción. Eso dicen los expertos y los amantes de este género; llámenles frikis, no les importa.

Explica la pintora Concha Vallina que a su edad, aunque no quiere desvelarla, "que ya me conoce todo el mundo", el cine se ve de otra forma. "Es una cinta que vi hace años y ahora estoy haciendo un repaso de películas que vi hace tiempo porque veo otras cosas que antes me pasaron desapercibidas". Así que no se le ocurría mejor plan para pasar la tarde del sábado que ir a verla con una de sus mejores amigas. "Fui yo la que saqué las entradas por internet", explica Vallina. Entrando por la puerta del teatro hay un galán impecable de estilo británico, con pañuelo atado al cuello y pantalón color caqui. Es John Barbour, escocés afincado en Oviedo desde hace veinte años, que va junto a Conchita Fernández a ver "2001: Odisea del espacio". Ninguno de los dos ha visto antes la película, pero reconocen que es un clásico que hay que ver. "A él le encanta el cine en versión original, así que nos animamos a venir", explica Fernández con las entradas en la mano. "Es una oportunidad única", apostilla Barbour.

El escritor y experto en ciencia ficción José Francisco Montero, que está en Oviedo participando en SACO, considera que el hecho de que una ciudad "pequeña como Oviedo tenga estas actividades es una maravilla. La película de hoy es una de las más trascendentales de la historia y desde luego de la ciencia ficción, luego ya si es o no la mejor del género es cuestión de gusto. Es emocionante ver cómo padres vienen con sus hijos para que disfruten de la película".

Ayer, el patio de butacas del Filarmónica se llenó, pese a que la película coincidía con el desfile del Antroxu, pero los fieles a la ciencia ficción no dejan su cita con el cine, porque son fieles al género. Ellos prefirieron disfrutar de la misión de una nave espacial tripulada de la NASA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook