19 de marzo de 2019
19.03.2019

San Juan despide a Amparo Uría Maqua, "culta, melómana y orgullosa ovetense"

Familia y amigos se unen en el funeral de la hija del gran historiador y académico Juan Uría Ríu, fallecida a los 93 años

19.03.2019 | 01:09
Familiares de Amparo Uría, en los primeros bancos de San Juan el Real.

El funeral por el eterno descanso de Amparo Uría Maqua, hija del notable historiador y académico Juan Uría Ríu, se celebró ayer al mediodía en la iglesia de San Juan el Real. Con ella se va una parte importante de esta saga familiar tan vinculada al estudio de la historia de Asturias.

Se fue a los noventa y tres años el pasado viernes, tras una infortunada caída de la cama. Hasta el último momento mantuvo su mente despejada, según comentaron ayer sus allegados antes de iniciarse el funeral.

La vida de Amparo Uría Maqua giró fundamentalmente en torno a su familia. Fruto de su matrimonio con Fermín Rodríguez tuvo cinco hijos, dos de ellos fallecidos -lo que marcó un antes y un después en su vida-, y a todos ellos les inculcó su amor por la música y la cultura.

Su sobrina Paloma Uría la recordaba ayer, a las puertas de la iglesia, "como una mujer muy culta que tocaba muy bien el piano". Era una gran aficionada a la música, pasión que supo inculcar a sus hijos.

De hecho, su hija mayor, María, está considerada una gran pianista, y Brígida -Briti para la familia y amigos-, es chelista de la Orquesta Sinfónica de Dusseldorf, una de las mejores de Alemania. Ayer, igual que sus hermanos, recibió numerosas muestras de cariño antes y después del funeral.

José Uría, primo de la fallecida, recordó la infancia y la juventud de Amparo Uría, que siempre estuvo muy vinculada al palacio familiar del Rebollín, en Noreña; y también a la casa familiar de la ovetense calle del Águila, la de su padre Juan Uría.

"Siempre se sintió muy de Oviedo y se sentía orgullosa de ello", apostilló José Uría. En definitiva, "como toda la familia", añadía su amiga María Cuervo-Arango Cienfuegos-Jovellanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook