Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

e. infantil

El auténtico valor de los juguetes infantiles

Los juguetes y los materiales didácticos representan unos de los instrumentos más valiosos para conseguir que los pequeños alcancen todos los objetivos educativos que se pretende que adquieran a través de su incorporación en la Escuela Infantil. En una de las cadenas nacionales de centros infantiles más destacada apuestan por los juguetes y materiales educativos innovadores, variados, seguros y motivadores, que promueven la investigación, la exploración y la manipulación, apoyando la actividad diaria de los niños; son adecuados a la edad a la que van dirigidos, de manera que no sobrepasan las posibilidades de acción de los niños ni provocan desinterés por su simplicidad; evitan la discriminación de género y están seleccionados en base a la finalidad que se desee potenciar: la autonomía, el desarrollo afectivo y motriz, la comunicación, el desarrollo de los lenguajes expresivos (plástico, musical, corporal...), el conocimiento físico de los objetos, el contacto con materiales estructurados y no estructurados, etcétera.

Durante la etapa de 0 a 1 año, el bebé necesita moverse para desarrollarse, tanto a nivel externo, controlando sus movimientos y haciéndolos cada vez más precisos, como a nivel interno, con el desarrollo neurológico asociado al movimiento. Es por ello fundamental favorecer el desarrollo motriz del niño, y por ello los materiales para esta etapa están pensados para favorecer estimular sus músculos, su ritmo, etcétera. Junto al movimiento, el gran protagonista de esta etapa es la estimulación sensorial. El desarrollo del niño depende de la cantidad y calidad de estimulación que recibe, y se beneficia enormemente de un entorno rico en estímulos (visuales, auditivos, táctiles, olfativos, etcétera). Estas escuelas facilitan a todas sus familias al inicio de curso unos juguetes y materiales específicos, junto con unas pautas de uso, para jugar (y trabajar) con ellos en casa. Para los bebés destacan los sonajeros- mordedores, los espejos y los chupetes con redecilla para introducir pedacitos de fruta dentro.

En la etapa de 1 a 2 años surgen dos grandes hitos de notable importancia en la vida de un niño: la aparición de la marcha y la eclosión de las primeras palabras. A pesar de la importancia de estos dos hitos, lo más relevante es que cada niño los alcance en el momento en que esté preparado para ello, y que haya desarrollado previamente todos los mecanismos para que eso suceda. Es por eso fundamental respetar el ritmo de desarrollo de cada niño sin tratar de adelantar etapas. Los juguetes y materiales para este período etapa están pensados para estimular los sentidos del niño, afianzar sus logros motores aumentando la calidad de sus habilidades y destrezas, así como para apoyar el desarrollo del lenguaje con materiales que introducen nuevo vocabulario (cuentos, canciones...). Los más destacados son los juguetes de arrastre y los de madera. Finalmente, durante el período comprendido entre los 2 y los 3 años se produce la eclosión definitiva del lenguaje, con la incorporación paulatina de elementos a las frases que un niño emite, que, unido al creciente grado de conceptos cada vez más abstractos que este puede manejar, dan lugar a formas de pensamiento cada vez más evolucionadas. Durante este tiempo cobra aún más relevancia otro ámbito de interés de suma importancia, el mundo emocional. Éste es el período indicado para comenzar a introducir en los niños conceptos básicos de aprendizaje emocional: identificación de emociones, en sí mismos y en los demás, y favorecer la autorregulación emocional.

Compartir el artículo

stats