Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Botas para andar en familia | Por tierras de Teverga

Montaña en estado puro

El camino al pico Cuerno Llamas es una sucesión de brañas que conservan construcciones semiderruidas como vestigio del pasado

Montaña en estado puro

Montaña en estado puro

La ruta al pico Cuerno Llamas sale desde La Plaza (Teverga), donde se coge la carretera AS 265 que se dirige a Somiedo, pasando por el puerto de San Lorenzo. A 3,9 kilómetros se llega al pueblo de Quintanal, donde se toma un desvío a la izquierda que lleva al pueblo de Vigidel.

El recorrido parte al lado de la capilla de nuestra Señora, donde se sigue un ancho y cómodo camino a mano derecha por el que se va al valle del río Cualmundi, desde donde se observa una buena vista del pico las Paxarinas.

La pista es ancha y en poco tiempo lleva al río que se cruza por un puente de hormigón. El itinerario asciende por un castañar en donde se observan algunos cabornos de gran tamaño, con los signos de haber pasado por varios incendios, así como preciosos robles, que engalanan el camino, y el río donde se ven varias pozas varias y pequeñas pero vistosas cascadas.

Llega un momento en el que aparecen ante los ojos los picos que cierran el valle, por donde discurre el Camín Real de la Mesa. Se llega junto a un prado a la izquierda y a la derecha otro con árboles, donde existe una cabaña derruida. Poco después se encuentra un cruce de caminos.

En todo este tramo se ven gran cantidad de arboles tirados por la nevada de noviembre de 2018, que dan una visión bastante desgarradora de la zona. El camino de la izquierda desciende ligeramente hacia el río, que se cruza por otro puente de hormigón, entre pequeños saltos e innumerables pozas.

Más adelante está la cabaña de Tobaos a la izquierda y a la derecha el quinto y ultimo puente de la ruta. Antes de cruzar el puente sale un camino a la izquierda, que cruza una portilla y que se dirige al pico Vallinas, después de una fortísima ascensión. Nada mas cruzar el puente se ve a la derecha un camino que asciende por la vaguada, siendo este el antiguo camino de ascenso a la braña, pero que no es aconsejable ascender ya que varios arboles caídos dificultan el paso.

La pista asciende cómodamente en clara dirección sur, para al cabo de un rato, dar un giro de casi 180º. Comienza la ascensión hasta la braña de la Revechada y se llega a un pequeño collado herboso, desde donde hay una excelente vista de la Sierra la Sobia, así como del Pico Caldoveiro y la Sierra la Gradura. En este punto si se mira hacia el sur se ven entre los arboles las cabañas de la Braña de la Revechada. y hacia el norte destacan las edificaciones donde se guardan las cabras que saludan a lo largo del recorrido.

Continuando por la pista, vuelve a girar hacia el sur, transitando entre el hayedo para encontrarse muy pronto con la braña.

En la braña queda una edificación semiderruida, que tiene el techo muy sobresaliente de la pared. Hay que dirigirse hacia el fondo donde hay una fuente con excelente agua.

Desde aquí ya se divisa la rocosa cima del pico Cuerno Llamas. El camino sigue por un sendero que asciende serpenteando por la pradera y se dirige hacia la parte izquierda del pico. Desde la fuente continua el sendero que va por la parte superior de la braña, en busca de la Collada de las Mulas en la base del Cuerno Llamas. Desde el collado existe una excelente vista del pico Vallinas, así como de la Sierra de la Sobia. Al sur se abre la pradera donde se asienta la Braña de Chamaraxil, con la Peña el Michu al fondo, el valle del río Bayo, la Peña Michu y la zona de Piedrajueves. Desde el collado no queda mas que girar a la derecha y dirigirse hacia el pico, buscando el camino más cómodo para andar.

Compartir el artículo

stats