Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan urbano plantea dos parques en el Naranco y un centro hostelero en su cima

Los redactores reservarán suelo para más escuelas infantiles, una de las principales carencias en cuanto a equipamientos de la ciudad

El plan urbano plantea dos parques en el Naranco y un centro hostelero en su cima

El plan urbano plantea dos parques en el Naranco y un centro hostelero en su cima

La revisión del Plan General de Ordenación (PGO) de Oviedo vuelve la vista al Naranco. La propuesta recupera varias de las actuaciones previstas en el plan especial para el monte que fue elaborado a mediados de la década de los noventa del pasado siglo por Ramón Fernández-Rañada, uno de los arquitectos que se encargan ahora de la actualización del planeamiento. Así, por ejemplo, el documento plantea la ejecución de la variante del Prerrománico, para alejar el tráfico de San Miguel de Lillo y de Santa María del Naranco, así como un parque lineal entre ambos monumentos y otro gran espacio de recreo en la cima, donde también se prevé un equipamiento hostelero que iría soterrado para evitar un impacto visual negativo.

El equipo redactor de la revisión del PGO, integrado por Fernández-Rañada, Víctor García Oviedo y Emilio Rico, ya ha presentado en el Ayuntamiento el documento de prioridades para el desarrollo de un modelo urbanístico que contiene la expansión de la ciudad y concentra las expectativas de crecimiento en zonas ya consolidadas. Además de las relativas al Naranco, el documento plantea otras actuaciones concretas, tales como la remodelación del anillo interior de comunicación, la creación de nuevos espacios protegidos, un tratamiento específico para las zonas con riesgo de sufrir inundaciones, nuevos accesos a parques como el de Pura Tomás, más carriles específicos para el autobús, la potenciación de los huertos urbanos y un incremento de las áreas peatonales. A continuación, se detallan los aspectos más destacados de la propuesta de revisión de plan.

Recorte de las previsiones de edificación, concentrada en las zonas ya consolidadas. El plan persigue mejorar la funcionalidad urbana a través de la reordenación y la desclasificación de áreas de alto impacto o de escasa utilidad. Se trata de contener la expansión de la ciudad para concentrarla en núcleos ya consolidados, reducir en unas 329 hectáreas la superficie bruta de suelo desarrollable y dejar en 29.053 las 35.749 viviendas inicialmente previstas en el planeamiento en vigor. Con el recorte previsto, se pasaría de 28.926 a 25.962 unidades en altura y de 6.823 a 3.091 unifamiliares. Al menos tres de cada diez nuevas viviendas deberán estar acogidas a algún tipo de protección, estando prevista la generación de un parque de vivienda en alquiler.

El Naranco, futuro parque metropolitano. El plan prevé varias actuaciones para la reconversión del monte en un gran parque metropolitano, a partir de la resolución de los problemas de comunicación que presenta, y muchas de ellas recuperadas de la propuesta inicial de Rañada, que fue aprobada hace un cuarto de siglo y no se llegó a ejecutar. Para el área de los monumentos, los arquitectos abogan por duplicar hacia el Noroeste el aparcamiento, incluyendo las modificaciones que sean necesarias para la conexión del parque de Pura Tomás con el entorno de Santa María y San Miguel de Lillo, y la ejecución de la nueva carretera, conocida como la variante del Prerrománico. Además, la propuesta plantea un plan especial para la ordenación del barrio ubicado inmediatamente al sur de Santa María, así como la transformación en parque del espacio que queda entre esta construcción y San Miguel de Lillo. A media ladera, en la zona en la que se encuentran los establecimientos hosteleros, la propuesta recoge un paseo peatonal con vistas sobre Oviedo, incluyendo un cuidadoso tratamiento de los bares y permitiendo incrementos de su edificabilidad. Para la cima se propone un parque lineal entre peña Llámpara y el pico del Paisanu, además de la posible creación de un centro hostelero, que estaría enterrado para no generar impactos negativos.

Ronda Norte. Los redactores del plan recomiendan "cautela" a la espera de conocer las soluciones que aporta el estudio informativo del Ministerio de Fomento para la solución de los atascos en Ciudad Naranco, La Florida y otros barrios de esos ámbitos. En todo caso, reconoce como "más blanda" la alternativa diseñada por la concejalía de Urbanismo, a cuyo frente está el edil de Somos Ignacio Fernández del Páramo, consistente en la denominada vía rápida de La Pixarra, desde la calle Valdés hasta Santa Marina de Piedramuelle, incluyendo en el otro extremo un "pinchazo" en la Autovía de la Industria (AS-II) de Oviedo a Gijón.

Remodelación del anillo interior. Los redactores del plan consideran necesario actuar sobre el anillo interior que definen calles como General Elorza, la Ronda Sur y Hermanos Pidal para aminorar los ruidos y la contaminación que genera el tráfico en el centro de la ciudad. El planteamiento de futuro pasa por remodelar el trazado y la sección.

Remodelación de grandes ejes urbanos. La revisión del plan propone actuar en los ejes que conectan el este y el oeste de la ciudad con la solución que se decida para la Ronda Norte y la Ronda Sur. Se aplicarán criterios de multimodalidad, para compatibilizar de manera adecuada el tránsito de vehículos a motor con la movilidad peatonal y en bicicleta. En concreto, se verán afectados el tramo urbano de la N-634 que va desde Hermanos Pidal hasta Olivares, la avenida del Cristo de las Cadenas desde Menéndez Pidal a los depósitos, la calle Ramiro I y la avenida de los Monumentos hasta Santa María del Naranco, la calle Vázquez de Mella, el paseo de La Florida, la avenida del Mar desde Santullano hasta el HUCA, la calle Tenderina Baja y la prolongación hasta Colloto, la calle San Lázaro desde la AS-242 a la Ronda Sur y la conexión de Santullano a Villafría.

Más peatonalizaciones y carriles específicos para autobuses. Los redactores del plan incluyen en el documento como prioridades nuevas peatonalizaciones y tramos de coexistencia con el tráfico rodado, así como los carriles para autobuses y ciclistas que figuran en el plan de movilidad.

Más guarderías y huertos urbanos. Los arquitectos consideran que, en general, Oviedo es una ciudad bien dotada en materia de equipamientos, aunque detectan carencias en áreas de futura expansión y, en el caso de los centros educativos, en La Florida. En todo caso, su propuesta incluye reservas para potenciar la red de puntos limpios, huertos urbanos y escuelas infantiles, al entender que estas son "escasas y periféricas".

Mejoras de los accesos a los parques y un anillo para conectar todos los espacios verdes. Se plantea la mejora de los accesos a los parques de Pura Tomás, de la que también se aprovecharán el Hospital Monte Naranco y Prado de la Fuente. Como "aspiración", figura también un anillo verde que permita la conexión de todos los grandes parques de la ciudad.

Los pisos turísticos, a estudio. Los redactores estiman que la revisión del plan urbano permite, al menos, estudiar aspectos de relevancia para el casco histórico de la ciudad. Entre ellos, incluyen la posibilidad de implantar viviendas de uso turístico en todas las plantas de los edificios protegidos que se consideren más adecuados para esa actividad o la ejecución de actuaciones de rehabilitación para habilitar vivienda protegida.

El gran intercambiador de Oviedo. El plan recoge las medidas urbanísticas necesarias para hacer de la estación de ferrocarril de la calle Uría el gran intercambiador modal de transporte que necesita la ciudad, incluyendo la conexión física, a través de una pasarela, con la terminal de autobuses de la calle Pepe Cosmen.

Mantenimiento de los usos industriales en Ciudad Naranco. La zona conocida como Almacenes Industriales, limitada por Prados de la Fuente, la antigua cárcel y las vías del tren, de unas ocho hectáreas, está colmatada por numerosas naves industriales heterogéneas. Se trata de unos terrenos catalogados como residenciales desde 2007. Sin embargo, los redactores de la revisión del planeamiento estiman necesario analizar la conveniencia de modificar la normativa para redirigir los usos hacia las actividades industriales y de servicios.

La Corredoria: frenazo al desarrollo de La Malata. Los redactores del plan urbano consideran "imprescindible" la desclasificación total y la paralización del proyecto de urbanización de La Malata Norte, al estar ubicada en un 60% en suelo calificado como inundable. Para la zona de Loma del Pando proponen un paso elevado sobre el tendido ferroviario, en las inmediaciones del túnel que da a la glorieta de Luis Oliver, con el objetivo de conectar la zona de Pumarín-Pando con Ciudad Naranco.

Monte Canales encoge: de 1.544 a 420 viviendas. El ámbito urbanizable de Monte Canales supone el "remate" de Oviedo hacia el oeste. Los arquitectos consideran que se trata de un espacio "enorme", para el que el planeamiento en vigor plantea una edificabilidad residencial unifamiliar con "una topografía desfavorable" para 1.544 viviendas. A su juicio, "carece de justificación" y, por ello, proponen la desclasificación de la mayor parte, limitando el desarrollo a dos nuevas unidades de menores dimensiones y 420 viviendas.

Repensar Olivares. Se trata de un área de 38,5 hectáreas desarrollada en base a un plan especial para vivienda unifamiliar que se encuentra muy avanzada. Los redactores del plan abogan por reestudiar el área para mejorar sus características, con la posibilidad de destinar a equipamientos nuevas unidades de gestión.

Mantener la identidad de San Claudio: de 3.202 viviendas previstas solo se han levantado 63. La pretensión de los redactores es que San Claudio se mantenga como "una entidad edificatoria aislada, reconocible y separada del conjunto". Por ello, reducen las previsiones de crecimiento de la localidad. Los ámbitos urbanizables, según el planeamiento vigente, incluyen una previsión de 3.202 viviendas. Sin embargo, hasta el pasado año solamente se habían ejecutado 63.

Colloto: un crecimiento "fuera de proporción". La dimensión total de la suma de los tres ámbitos urbanizables en Colloto es de unas 47,9 hectáreas , con una edificabilidad de 2.273 viviendas en altura y de 173 unifamiliares, sin que se hayan iniciado las obras. La capacidad, según los arquitectos, "también parece totalmente fuera de proporción", por lo que se proponen medidas para reducir las expectativas y adecuarlas a la realidad.

Limitaciones a la construcción en zonas inundables. La propuesta para la actualización del planeamiento municipal aboga por excluir los desarrollos urbanísticos situados en zonas susceptibles de sufrir inundaciones, Sin embargo, hay áreas de riesgo ya urbanizadas y con derecho a la edificación en zonas de Cerdeño, Olloniego, San Claudio o Trubia para las que se plantean limitaciones. Así, por ejemplo, no se autorizan garajes subterráneos, sótanos o cierres no permeables.

Un plan especial para el Camino de Santiago. La revisión del plan general en marcha supone "una oportunidad" para establecer los criterios y objetivos que regirán el plan especial para la ruta jacobea.

Un registro de bienes etnográficos. Dentro de los trabajos asociados a la revisión del planeamiento, está en marcha un plan para el registro y la localización de bienes etnográficos. Esta iniciativa facilita la de itinerarios culturales de carácter rural a través de las redes de caminos y sendas ya existentes o proyectadas.

Incremento de los espacios naturales protegidos. Los arquitectos defienden la catalogación como suelo no urbanizable de especial protección los entornos de Vega de Castañedo-Las Llamas -Trubia; La Vega Siones; Caces; las Vegas del Nalón (La Moral, Udrión, Godos, La Llera, Caces, Cuesta Ayones, El Barco y Muniello); los alrededores de Villamar y El Campón; Priañes; las laderas entre- Guyences y La Granxa; las Vegas del Río Nora (Riaño, Vega de Basuriego, Casa de Tarabica y Rodiello) y la depresión de Perlín.

La recuperación del conjunto histórico de Olloniego. El plan incluirá las medidas urbanísticas necesarias y las actuaciones previstas para la recuperación del Bien de Interés Cultural (BIC) que forman el palacio de Olloniego, la capilla, la torre de Muñiz y el puente viejo y su entorno de protección, así como los terrenos situados al sur de ese puente hasta el paso de la autopista A-66. Se revisarán los ámbitos afectados por la actuación.

Compartir el artículo

stats