Más de medio millar de personas se dieron cita ayer por la tarde en el Filarmónica para la gala a favor de los niños afectados por la enfermedad degenerativa de Duchenne, que les afecta a los músculos y les da pocas expectativas de vida. Uno de los organizadores y padre de un niño con esta enfermedad rara, José Manuel Lobo, explicó que con este acto pretenden es "dar visibilidad a la enfermedad y recaudar para investigación. Es mortal y, a día de hoy, sin cura". En Asturias hay quince niños afectados, cuatro de ellos en Oviedo. En España llegan a doscientos los registrados en la Asociación Duchenne Parent Project España. El acto de ayer consistió en un desfile de moda infantil con noventa niños de edades comprendidas entre los 3 y los 12 años y la actuación de magos y bailarines. Al final hubo sorteos entre los asistentes de productos donados por particulares y empresas.