Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUDIT HIDALGO | Bibliotecaria del Seminario Metropolitano de Oviedo

"La biblioteca del Seminario contará con un catálogo online de sus fondos"

"Ya estamos informatizando nuestras fichas para después - iniciar el proceso de digitalización, que va a ser muy largo"

Judit Hidalgo.

Judit Hidalgo. LUISMA MURIAS

En las bibliotecas de los seminarios españoles solo hay dos bibliotecarias. Una está en Oviedo, Judit Hidalgo, y la otra en Córdoba. La primera es la anfitriona de las Jornadas de Bibliotecarios de la Iglesia de España y la Comisión Episcopal de Patrimonio Cultural, que se inauguraron ayer en la ciudad.

- ¿Le supone un reto ser la bibliotecaria del Seminario?

-En lo personal no, pero la posibilidad de trabajar en esta biblioteca, en la que no solo estoy para la atención a los usuarios sino en todo el proceso técnico de catalogación y conservación del fondo antiguo, sí es un reto a nivel profesional.

- ¿Qué significa que un congreso tan relevante como este se celebre en Oviedo?

-Es importante para dar a conocer la biblioteca al resto de la asociación y a los que participen en las jornadas.

- ¿Es complicado ser la anfitriona de este evento?

-Prepararlo ha llevado tiempo, pero hemos estados bastante implicados todos. En el Seminario también me han ayudado bastante en la organización.

-Un congreso que sitúa al Seminario ovetense en todas las grandes bibliotecas que la Iglesia tiene en España...

-Siempre hacíamos estas jornadas en Madrid. Hace dos años decidimos dar a conocer las realidades de cada una de las bibliotecas que tenemos a nivel nacional. El año pasado fue en Córdoba y este año quise que fuera en Oviedo, porque esta biblioteca es muy importante, la tercera más grande de Asturias y con un gran valor del fondo histórico.

- ¿Cuál le gustaría que fuera la aportación que desde la biblioteca se haga a esta cita?

-Darla a conocer al medio centenar de bibliotecarios de toda España que participan en estas jornadas.

- ¿Cómo afronta la digitalización de los fondos?

-Todavía no la hemos comenzado, porque cuando yo me incorporé hace cuatro años estaba todo en catálogos de fichas. Ahora estamos en el proceso de volcar toda esa información al ordenador para que la biblioteca cuente con un catálogo online de sus fondos que se pueda consultar desde cualquier sitio. Una vez que superemos esa fase empezaremos con el proceso de digitalización, que será muy largo. Estamos hablando de años. El que quiera trabajar en una biblioteca tiene que tener mucha paciencia y saber que es poquito a poco como van saliendo las cosas.

- Abrir la biblioteca a la ciudad es otro de sus retos.

-El último fin es abrir la biblioteca y la información al resto de la sociedad, para que se pueda realizar cualquier tipo de consulta. Para visibilizarla y para que se use, también tenemos un club de lectura, exposiciones y la visita de colegios el Día del Libro. Estas tienen mucho éxito, ya que además hacemos juegos para que los escolares tengan un conocimiento de la biblioteca. Todo esto les encanta.

- ¿Cuáles son las "joyas" preferidas de la bibliotecaria?

-Un "Quijote" del siglo XVIII, aunque no sea el libro más valioso. En libros religiosos hay una biblia que tiene unos grabados preciosos.

Compartir el artículo

stats