Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

MANUEL BERMÚDEZ | Médico geriatra, presidente de la Sociedad de Geriatría de Asturias

"Las personas mayores utilizan mejor las urgencias que la población más joven"

"En una sociedad tan envejecida como la asturiana es totalmente necesaria la dotación de servicios de geriatría en todos los hospitales"

Manuel Bermúdez Menéndez de la Granda.

Manuel Bermúdez Menéndez de la Granda. FERNANDO RODRÍGUEZ

Manuel Bermúdez Menéndez de la Granda, médico especialista en geriatría, desarrolla su trabajo entre el Hospital Monte Naranco y el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Es, de algún modo, el enlace entre estos dos centros sanitarios de Oviedo. Su papel consiste en valorar a las personas mayores que acuden al área de Urgencias del HUCA y que requieren ser ingresadas, para determinar si el Monte Naranco debe ser su hospital de destino. El doctor Bermúdez preside la Sociedad de Geriatría y Gerontología del Principado de Asturias, que este viernes y sábado organiza el curso titulado "Geriatría en Urgencias". El evento suma ya los 250 inscritos. De Asturias y, en su mayoría, del resto de España y del extranjero.

- ¿Por qué un curso sobre geriatría en el área de Urgencias?

-El incremento de la población anciana y el aumento de las enfermedades crónicas tienen un gran impacto sobre la asistencia sanitaria. Representan un reto para los servicios de urgencias, que han de enfrentarse a un aumento de la presión asistencial.

- ¿Los mayores son grandes consumidores de servicios sanitarios?

-Muchos estudios han demostrado que, al contrario de lo que podría pensarse, el paciente anciano utiliza las urgencias de manera más adecuada que la población más joven.

- ¿Cuál es el papel del geriatra en la puerta de entrada de un hospital?

-La principal característica diferencial de la enfermedad aguda en el anciano es su tendencia a la incapacidad. El anciano presenta perfiles propios en el modo de enfermar que lo diferencian del resto de la población. Manifiesta la enfermedad de forma sutil o inespecífica, con presentaciones atípicas, y eso provoca que el abordaje en Urgencias sea más complejo.

- ¿Cuáles son las causas más frecuentes por las que un paciente mayor va a Urgencias?

-La agudización de enfermedades crónicas, como la insuficiencia cardiaca o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), suelen ser las causas más frecuentes de visita a los servicios de Urgencias, y también de ingreso en el hospital. Se calcula que casi uno de cada tres ancianos que visitan Urgencias precisará ingreso hospitalario.

- Con la presencia del geriatra, ¿ingresan más o menos enfermos?

-No se trata de ingresar más o menos pacientes, sino de que exista una adecuación del ingreso. Tenemos que ubicar al paciente adecuado en el lugar adecuado y durante el tiempo adecuado.

- ¿Algún protocolo novedoso que le resulte reseñable?

-Desde el año 2005, el área de gestión clínica de geriatría cuenta con la presencia de un equipo interconsultor presencial en el servicio de Urgencias del HUCA. Es una práctica pionera en España. Este equipo inicialmente contaba con un geriatra a tiempo parcial, y desde 2012 cuenta con tres geriatras cubriendo un horario que va de 09.00 a 21.00 horas, de lunes a viernes.

- ¿Algún protocolo o mecanismo asistencial cuya carencia eche usted en falta?

-En una sociedad tan envejecida como la asturiana, es totalmente necesaria la dotación de servicios de geriatría de agudos en todos los hospitales. Al igual que los niños tienen sus especialistas, los pediatras, los ancianos deben tener los suyos, los geriatras. El sistema sanitario debe adaptarse a las necesidades más complejas de una población envejecida que va en aumento y que constituye su principal usuario. El objetivo de la geriatría se dirige a mantener la calidad de vida, aumentando los años de vida libres de discapacidad. La geriatría es una especialidad médica con formación hospitalaria que debe estar integrada en la asistencia sanitaria general.

- ¿En qué medida es necesaria una red de camas sociosanitarias? ¿Para qué tipos de pacientes?

-Las unidades hospitalarias de agudos de geriatría, de las que ya he hablado, y las unidades hospitalarias de recuperación funcional tras una fractura de cadera o un ictus son las únicas que han demostrado beneficio en la atención al anciano. Prevenir la discapacidad debería ser una prioridad. No basta con actuar sobre la dependencia, ya que ésta es la consecuencia final.

Compartir el artículo

stats