José A. ORDÓÑEZ

Un total de ocho parques de la ciudad estrenarán en breve nuevos lotes de juegos infantiles, entre los que se incluyen elementos de recreo aptos para el disfrute de niños con algún tipo de discapacidad visual o motora. En total, la inversión prevista por el Ayuntamiento de Oviedo en estos equipamientos ronda los 430.000 euros (IVA incluido) y se reparte así en los siguientes parques del concejo: plaza de los Juzgados (82.579 euros), Santa Marina de Piedramuelle (23.144 euros), Guillén Lafuerza (15.344 euros), San Esteban de las Cruces (37.842 euros), plaza de Ángel González (54.499 euros), Latores (12.210 euros), Santianes (19.984 euros) y plaza de Juan Pablo II (117.794,95 euros).

La adjudicación de estos lotes de juegos ya ha llegado al área municipal de contratación y, salvo problemas de última hora, se resolverá en el plazo de un par de semanas. El concejal responsable, Iván Álvarez (IU) subraya que se trata de "actuaciones imprescindibles para que Oviedo se sienta orgullosa y cómoda en sus barrios". Además, resalta que la renovación de los espacios de juego responde "a la demanda de los vecinos de la zona rural de Santa Marina, Santianes y San Esteban de las Cruces, así como a los de los barrios de Vallobín y Guillén Lafuerza, o del centro de Oviedo". Para Álvarez, con la inversión en los parques, "respondemos al compromiso de mejorar el día a día de las familias de todas esas zonas".

En Oviedo hay un total de 176 zonas de juegos infantiles, que tienen una vida útil de entre diez y quince años. Los espacios que se renuevan son aquellos que están más deteriorados por el paso del tiempo y por el uso intensivo por parte de los niños.