Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan para Foncalada: ampliar el recinto, eliminar las escaleras y un nuevo acceso

El Ayuntamiento, propietario del monumento, respalda la iniciativa del Principado para reurbanizar el entorno: "Hoy está muy constreñido"

El plan para Foncalada: ampliar el recinto, eliminar las escaleras y un nuevo acceso

El plan para Foncalada: ampliar el recinto, eliminar las escaleras y un nuevo acceso

El Ayuntamiento de Oviedo, propietario de la construcción, respalda la intención del gobierno regional de impulsar un plan especial para reordenar urbanísticamente y redefinir el entorno de la prerrománica fuente de Foncalada, construida por orden de Alfonso III (852-910), declarada Patrimonio de la Humanidad y considerada el monumento civil en uso continuado más antiguo de España. La actuación, perfilada en el Libro Blanco del Prerrománico que acaba de presentar la Consejería de Cultura, estará determinada por los resultados de la campaña arqueológica que la acompañará, pero lo más llamativo de la propuesta es que plantea la erradicación de las escalinatas de bajada que parten de la calle Gascona la habilitación de un nuevo acceso al estanque desde el callejón y la recuperación de la rasante original a través de la zona verde colindante a la fuente, que será excavada, incluyendo la demolición del actual cierre que hay en esa vertiente.

La eliminación de la escalinata prevista en el plan del Principado permitiría recuperar la parte del monumento ocupada ahora por el segundo tramo de peldaños. Además, también con el objetivo de ganar espacio, está previsto el retranqueo del muro meridional hasta el plomo de la fachada del edificio que hay junto a las escaleras, si las condiciones de estabilidad lo permiten.

Junto a las actuaciones para la reordenación urbanística del enclave, los expertos que han participado en la redacción del Libro Blanco también plantean la necesidad de ejecutar diversas obras para el mantenimiento y mejora del munumento. Así, por ejemplo, los técnicos de la administración autonómica proponen eliminar los morteros de cemento que se han aplicado a la superficie arqueológica, consolidar todas las superficies de los muros de mampostería del recinto exterior del estanque, desmontar la cubierta del edículo (templete de la fuente), para restituir la pieza original de la esquina noreste, y reasentar o reponer las losas dañadas. Además, se limpiarán los paramentos, los muros perimetrales y la superficie original del estanque.

A la espera de que las intenciones de la Consejería de Cultura se plasmen en el plan especial y en proyectos concretos, la iniciativa ha sido acogida de manera muy positiva en el seno de tripartito, embarcado ahora en la revisión del Plan General de Ordenación. "El Prerrománico es nuestro principal valor y, en el caso concreto de Foncalada, el monumento está hoy muy constreñido por los edificios del entorno. Por ello, vemos muy positiva la idea de mejorar el entorno y su calidad urbana para potenciarlo y enriquecerlo aun más", afirmó ayer, en declaraciones a este diario, el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo (Somos), para quien "resulta tan importante el elemento protegido como su entorno". "Al igual que con Santullano o con los monumentos del Naranco, en Oviedo estamos en deuda con Foncalada a la hora de dignificar el entorno", subrayó Del Páramo.

Además de en Foncalada, el Libro Blanco plantea en Oviedo actuaciones en Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo, Santullano, la Cámara Santa y Santa María de Bendones.

Compartir el artículo

stats