Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo quiere vivienda social por toda la ciudad para evitar la "segregación social"

Urbanismo alerta de que la actual concentración de pisos protegidos en las afueras favorece la aparición de "focos marginales de conflictividad"

Las viviendas sociales que el Principado está construyendo en El Campón.

Las viviendas sociales que el Principado está construyendo en El Campón. IRMA COLLÍN

Evitar que se produzcan situaciones de "segregación social" por la ubicación en las afueras de la ciudad de vivienda protegida como la que construye ahora el Principado en El Campón es uno de los objetivos que se marca la Concejalía de Urbanismo (Somos) con la revisión del Plan General de Ordenación (PGO) que tiene en marcha. Para ello, pretende impulsar una "estrategia inclusiva" basada en que todas las nuevas promociones que se acometan en Oviedo, en la zona que sea, cuenten con una reserva mínima del 30 por ciento para vivienda social, destinada, de manera fundamental, al alquiler.

En el informe de objetivos y criterios para la revisión del planeamiento se advierte de que el modelo vigente de PGO "afianza la segregación social al concentrar en ámbitos de la periferia y en núcleos urbanos de menor entidad del municipio, como San Claudio o el límite con Siero, las viviendas de protección mediante la delimitación de 16 ámbitos de suelos sectorizados prioritarios". Es más, los técnicos afirman que la vivienda social se ha venido planteando para las "zonas de menor atractivo por su lejanía del centro de Oviedo y, en algún caso, por su proximidad a infraestructuras viarias de alto tránsito". En resumen, para Urbanismo, el plan actual "concentra en ámbitos concretos este tipo de viviendas, alejándolas de las zonas de mayor calidad residencial, y evitando, además, la mezcla y la diversidad social".

En contraposición a este modelo, Urbanismo defiende que la revisión del PGO, incorporando al menos esa reserva mínima del 30% de vivienda protegida en todos los nuevos ámbitos residenciales, permite "caminar hacia una estrategia inclusiva en lo que respecta a la cohesión social". El objetivo final es "la creación de tejidos sociales diversos, evitando la conformación de zonas marginales segregadas y reduciendo la formación de focos de conflictividad".

La revisión del PGO recoge una reserva de suelo para 29.052 viviendas, aunque la previsión es que se levanten aproximadamente la mitad. Teniendo en cuenta ese 30 por ciento, en los próximos doce años, periodo de vigencia del nuevo planeamiento, podrían ejecutarse en la capital de Asturias unos 4.500 pisos acogidos a algún tipo de protección oficial. La intención del área de Urbanismo, a cuyo frente está el edil de Somos Ignacio Fernández del Páramo, es que buena parte de ellas integren un parque de vivienda asequible en alquiler.

Los encargados de la revisión del plan de ordenación han localizado en la ciudad 33 promociones de vivienda protegida para un total de 1.273 pisos, de los que solo 64 están destinados al alquiler y con una localización nítidamente periférica.

Compartir el artículo

stats