Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Quiero dedicarme a la inteligencia artificial", afirma la ganadora de la Olimpiada de Informática

La ovetense Blanca Huergo, la primera chica que se lleva la prueba, asegura que las tecnologías que vienen "pondrán a la mujer en el sitio que se merece"

La ovetense Blanca Huergo Muñoz. LUISMA MURIAS

La ovetense Blanca Huergo Muñoz tiene 16 años y acaba de convertirse en la primera mujer en ganar la Olimpiada de Informática de Asturias a nivel individual, un título al que hay que sumar las menciones especiales "Ada Lovelace" y "Bill Gates', que reconocen chica mejor clasificada de la prueba y al mejor alumno de ciclos formativos y bachillerato. Esta alumna del Colegio Inglés de Asturias siempre fue buena en matemáticas, encima le apasionan, pero la clave de su éxito, según explica ella misma, fue combinar su amor por los números con la programación. "De pequeña vi un artículo en el periódico en el que se decía que había cursos gratis online impartidos por universidades americanas. Hice alguno de astronomía y de estadística, pero después me centré en los de matemáticas y en los de programación", señala.

Pero lo más sorprendente es que todos esos cursos comenzó a hacerlos cuando tenía doce años, en sexto de Primaria, el mismo año en el que sus profesores decidieron adelantarla un año porque su nivel en clase era superior al de sus compañeros. "Me pasaron directamente a segundo de la ESO. De hecho, por edad, ahora mismo tendría que estar en cuarto, pero voy a primero de Bachillerato", explica Blanca Huergo, que a los trece años ya había aprendido por su cuenta funciones matemáticas como las derivadas o las integrales. "Ahora mismo estoy haciendo un curso que se llama 'Algoritmos y estructuras de datos para resolver programación de manera eficiente'. Me gusta ocupar mi tiempo en algo más que las clases", añade.

La victoria

Para ganar la Olimpiada de Informática -coorganizada por los Colegios de Ingenieros en Informática e Ingenieros Técnicos en Informática (COIIPA y CITIPA), la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo y la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón- Blanca Huergo tuvo que enfrentarse a tres pruebas diferentes. "La primera fue ordenar una serie de números a través de un algoritmo eficiente. En la segunda teníamos que buscar la forma de sacar a un robot de una sala. El robot tenía varios sensores así que había que decidir qué orden emitía cada uno y guiarle para encontrar el camino. Para cerrar tuvimos que programar un juego de ajedrez", explica la chica a grandes rasgos. De entre todos los participantes en la categoría individual , más de doscientos, ella fue la más rápida y la más eficiente.

Pero Blanca Huergo ya tenía muy claro su futuro antes de proclamarse vencedora. "Primero fue internet, ahora viene la inteligencia artificial y yo no quiero quedarme fuera se ese tren", dice. Huergo le resta importancia a eso de ser la primera chica en ganar. "Con las nuevas tecnologías, los puestos de trabajo van a cambiar y es la oportunidad para que las mujeres demuestren todo lo que valen y se alcance la verdadera igualdad. Las tecnologías que vienen pondrán a la mujer en el sitio que se merece porque todos empezaremos casi de cero", subraya.

Compartir el artículo

stats