06 de abril de 2019
06.04.2019

El Ayuntamiento pone en marcha, con un año de retraso, las nuevas líneas de bus

Las modificaciones pendientes del contrato con TUA retrasaron la nueva línea rápida entre el Cristo y el Espíritu Santo y la del Naranco

06.04.2019 | 01:28
El Ayuntamiento pone en marcha, con un año de retraso, las nuevas líneas de bus

El Ayuntamiento contaba con tardar un año en analizar, consensuar y diseñar las nuevas líneas de autobús urbano, una tarea iniciada casi a principios de mandato por la concejala Ana Rivas. Sin embargo, la edil socialista de Infraestructuras ha tenido que esperar hasta casi el final para hacer efectivas, ayer, en un acuerdo de Junta de Gobierno, las nuevas líneas y modificaciones del TUA.

El Alcalde, Wenceslao López, lamentó el retraso, debido principalmente, explicó, a una serie de modificaciones heredadas de gobiernos del PP que no habían sido incorporadas en el contrato anteriormente. Pero se felicitó por el resultado y las mejoras, que cifró en un 25% de kilómetros más de recorrido. El planeamiento del bus mantiene en términos generales lo que había, pero elimina paradas, recorta o reforma recorridos, y establece, como novedad principal, dos líneas nuevas. La "R" será una conexión rápida, casi la mitad del tiempo que empleaban ahora autobuses que cubrían un tramo similar, para unir El Cristo con el Polígono del Espíritu Santo. La otra nueva línea, la "I", con cabecera en Llamaquique, permitirá dar respuesta a la reivindicación histórica de Villamar, y servirá también a Las Campas, Florida y Olivares.

Ahora, para hacer efectivos los cambios, hacen falta una serie de trabajos, que van desde la nueva señalética a la adquisición de nuevos vehículos como los que cubrirán los pueblos del Naranco, con un minibus de 15 plazas. En este acaso, explicó Ana Rivas, se sustituyó el sistema del taxi a demanda por la obligación de darle derecho de tanteo a la empresa de la contrata al convertirse estos itinerarios en línea regular.

La previsión es que el plan de mejoras en el transporte público urbano esté en funcionamiento a partir del 1 de agosto. En total, la red de autobuses pasará de 193,75 a 241,65 kilómetros, algo que, para las arcas municipales, supondrá un incremento de costes de 306.484,83 euros anuales (144.500,02 euros mejora líneas urbanas y 161.984,81 euros dos nuevas líneas zona rural).

La novedad de la línea rápida, que funcionará solo los días laborables, aliviará también la presión existente en las rutas "C" y "D". La línea "R" tendrá menos paradas de lo habitual y un recorrido de 12,7 kilómetros para cruzar la ciudad. El plan hace también un esfuerzo específico para aumentar la cobertura del servicio en la zona rural del concejo. Así, la línea "K" amplía su recorrido en la zona de Latores para dar servicio a los núcleos de Llagú, Santo Medero y Ayones.

El alcalde, Wenceslao López, destacó la apuesta estratégica por el transporte colectivo como una política pública básica para lograr una ciudad más sostenible y con mejores servicios para la ciudadanía. Por su parte, la concejala de Servicios Básicos, Ana Rivas, agradeció a las agrupaciones vecinales, trabajadores de TUA y representantes municipales su implicación para consensuar un acuerdo global sobre el nuevo mapa del transporte tras celebrar más de una veintena de reuniones a lo largo de año y medio.

Entre el resto de modificaciones destacan la reducción de frecuencia de la "C", supresión de paradas en la "D", reducción del de recorrido en la "E", nuevo recorrido de la "F" para acceder a nuevas zonas de Ciudad Naranco y Villafría, nueva cabecera en la "G", la "R" y la "M" y modificación total de la "K".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído