06 de abril de 2019
06.04.2019

Pando saca un diez en robótica

Alumnos de 4.º de la ESO aprenden a programar en seis meses y exponen una noria y un ascensor inteligentes

06.04.2019 | 01:28
Pando saca un diez en robótica
El profesor Luis Díaz, ayer, con las alumnas Paula Crespo, Lucía González y Andrea Ariznavarreta, junto a varios proyectos de robótica, en el salón de actos del IES Pando.

La robótica se ha convertido en la asignatura estrella del Instituto de Pando. Los alumnos de cuarto de la ESO y 1.º de Bachillerato expusieron ayer en el salón de actos los proyectos que han realizado durante el curso bajo la supervisión del profesor Luis Díaz. Entre ellos, y a escala reducida, un ascensor, un paso de peatones con sensores para invidentes, una noria de feria con pulsador de emergencia en caso de accidente y un portón de garaje que da marcha atrás si un coche se queda atravesado.

"Aprendimos a programar en seis meses y ahora nos encanta. Sabemos lo básico, pero lo aprovechamos al máximo". Andrea Ariznavarreta, de 16 años, es una de las estudiantes que han participado en varios proyectos y que además forman parte del equipo que ganó la VIII Olimpiada de Informática en la modalidad de centros educativos junto a sus compañeros Paula Crespo y Álvaro García.

Los chicos de Pando lo hacen todo, desde la impresión en 3D hasta la programación de aplicaciones móviles para manejar los prototipos a distancia. Así, Ariznavarreta quiere dedicarse a ello profesionalmente. "Estudiaré Informática o Ingeniería Industrial Electrónica". El alma de la robótica del centro educativo de la avenida de Pando es el profesor Díaz. Orgulloso de sus alumnos, intenta restar importancia a los logros conseguidos en apenas medio año. "Los bocetos no son nuestros, los tratamos de copiar lo mejor posible, construirlos y hacer que funcionen", explica. Curiosamente, el profesor trabajó varios años en una empresa de ascensores y conocía los detalles del prototipo de un elevador estándar. Estudiantes y maestro consiguieron los materiales, como las placas base, con ingenio y maña. "Algunos circuitos los hicimos nosotros mismos y en otros casos compramos piezas baratas que fuimos adecuando a las necesidades de la pieza", comentaron.

La exposición de robótica comparte espacio con otra muestra sobre la evolución del almacenamiento (del disquete a la nube pasando por el "pendrive"). Ambas se encuadran en la I Jornada de Historia de la Informática, que ayer inauguró el centro, en la que los alumnos también participaron en un concurso de preguntas tipo test.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook