22 de abril de 2019
22.04.2019

La Fiscalía pide disolver un club de cannabis de Oviedo que fue creado para vender droga a terceros

El ministerio público solicita cinco años de cárcel para cada directivo de la asociación, cuya fundación se justificó por sus fines botánicos y culinarios

22.04.2019 | 00:50
La Fiscalía pide disolver un club de cannabis de Oviedo que fue creado para vender droga a terceros

Se decían unos estudiosos de las plantas y amantes de la cocina y la comida con cannabis, pero resultaron ser un grupo de traficantes. La Fiscalía del Principado de Asturias pide disolver una asociación cannábica constituida en Oviedo en 2016, supuestamente con fines botánicos y gastronómicos, después de que la Policía constatara que los cuatro directivos de este peculiar club utilizaban las dependencias para cultivar marihuana con el objetivo de venderla posteriormente. Ahora, los cuatro se enfrentan a cinco años de cárcel cada uno, acusados de delitos contra la salud pública y asociación ilícita.

El ministerio público destaca que se trata de la primera vez en que se formula una denuncia contra una asociación de este tipo en Asturias. El origen del caso se remonta al 13 de enero de 2017 cuando un grupo de vecinos cercanos a la sede de la asociación cannábica se quejaron de un fuerte olor a marihuana.

Aquellas llamadas vecinales dieron inicio a una investigación de la Policía Nacional, que ese mismo día identifico a siete personas en el local, donde posteriormente incautó, en presencia del presidente del club, un total de 270 gramos de marihuana, repartidos en diferentes dependencias de la asociación. Había 25 plantas, un invernadero de 212 macetas y un secadero con cuatro grandes plantas de marihuana, además de 40 esquejes.

Dos meses más tarde, los agentes interceptaron el coche en el que viajaba el presidente junto a otro varón, también directivo del colectivo. En esa ocasión se les requisaron 147,96 gramos de marihuana que iban a repartir.

Distribución ilícita

La fiscal sostiene que la distribución de la marihuana no coincide con lo manifestado en los estatutos de la asociación. En los mismos señala que se trata de un grupo dedicado al estudio botánico de plantas o desarrollo de actividades gastronómicas o culinarias. "La constituyeron únicamente para llevar a cabo un cultivo con fines de distribución ilícita", concluye la Fiscalía.

Los acusados, que todavía no tienen fecha para el juicio, son el presidente, la vicepresidenta, el tesorero y otro directivo para los que se pide a cada uno dos años de cárcel por un delito contra la salud pública y tres por asociación ilícita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído