27 de abril de 2019
27.04.2019

Los defensores de la convivencia en el cole

El teatro de Pumarín acoge un encuentro de niños que hacen de mediadores en la escuela para evitar conflictos entre su compañeros

27.04.2019 | 01:39
Algunos de los participantes en el encuentro que se celebró ayer en Pumarín.

Los problemas que surgen en clase o en el recreo se solucionan hablando, nunca con gritos y mucho menos con violencia. Con esa máxima por bandera se reunieron ayer más de 200 escolares en el teatro de Pumarín, los alumnos de los diez centros de la región que toman parte este año en el programa de mejora de la convivencia que desarrolla el Movimiento Asturiano por la Paz (Maspaz) desde el 2001. El objetivo de estos proyectos es "disminuir las actitudes y conductas violentas en los centros creando equipos de mejora de la convivencia integrados por alumnado y docentes", explica Celeste Intriago, una de las coordinadoras.

Esos equipos de mediadores, integrados en su mayoría por niños que se presentan voluntarios, reciben formación específica por parte de los responsables de Maspaz. "Los formamos en horario extraescolar y asisten a un mínimo de diez sesiones de una hora de duración", señala Intriago. La finalidad es que acaben conociendo las técnicas necesarias para conseguir que sus compañeros arreglen los problemas por las buenas. "Lo que hacen es ir haciéndoles preguntas a los implicados en el conflicto y les ayudan a proponer soluciones. Una vez que terminan de aclarar las cosas y llegan a un acuerdo lo firman y después de un tiempo vuelven a juntarse para ver si todo se ha resuelto", explica Celeste Intriago. Los participantes en este proyecto son niños de cuarto, quinto y sexto de primaria.

Camila Matiz, Carla Pérez y Tania Tejero, del colegio ovetense Dolores Medio, son mediadoras. "Tenemos un pañuelo que nos distingue y en el recreo nos turnamos para atender a la gente si hay algún problema. Los subimos al espacio de mediación, que son dos sillones y una mesa y tratamos de arreglarlo", dice Carla. Beatricce Matei y Mateo Morales también median en el colegio Pablo Miaja. "Por el momento no hemos tenido que intervenir nunca. Hay compañeros que se enfadan, pero tienen que querer arreglarlo para que actuemos y a veces no quieren", dice Mateo.

La cita de ayer en el teatro de Pumarín fue para celebrar el quinto Encuentro por la Convivencia. La inauguración se celebró a las diez de la mañana y contó con la participación de la concejal de Atención a las Personas e Igualdad, la socialista Marisa Ponga. Después comenzó la fiesta. Cada uno de los centros participantes -cinco de Oviedo- presentaron ante el resto de niños diferentes trabajos audiovisuales para explicar su labor como mediadores. También se entregaron diplomas a los participantes y hubo una obra de teatro a cargo del grupo "Los Glayus".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído