15 de mayo de 2019
15.05.2019

Una medida que se fragua desde el pasado año y que preocupa a los vecinos

15.05.2019 | 00:49

La decisión de aprovechar la necesaria modificación de la ordenanza municipal en materia de ruidos para abrir la puerta a la organización de conciertos en vivo en los bares ovetenses con licencia para música amplificada fue avanzada por LA NUEVA ESPAÑA el pasado mes de septiembre. Según explicó entonces el concejal de Urbanismo, Ignacio Fernández del Páramo (Somos), con la iniciativa se trataba de corregir la situación "surrealista" que supone el que la normativa prohiba las actuaciones y no la música enlatada con los mismos decibelios.

Aquellas intenciones de Del Páramo, plasmadas ahora en un borrador de ordenanza, generaron rechazo entre colectivos del Antiguo, que ya anunciaron entonces su intención de recurrirla judicialmente. El concejal defiende que las condiciones que se exigirán a los locales garantizan el derecho al descanso nocturno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook