18 de mayo de 2019
18.05.2019
Libroviedo 2019

"Hay una utilización de la palabra feminismo para sacar votos"

"Es incorrecto decir que mi última novela es para mujeres; escribo para humanos de toda condición"

18.05.2019 | 01:56
"Hay una utilización de la palabra feminismo para sacar votos"

Susana Pérez-Alonso vuelve a la carga literaria tras los pasos de Catalina Bejar de Prado, la protagonista de "Nada te turbe", que tantas alegrías le dio. Hoy, a las 19.00 horas, Pérez Alonso presentará su nueva novela, "Nada te espante", en la plaza de Trascorrales, en la feria del libro de Oviedo, Libroviedo.

- Presenta "Nada te espante" como la continuación de "Nada te turbe", ¿sigue adelante con el personaje de Catalina Bejar de Prado?

-Si, después de haber pasado por unos periodos muy malos a nivel personal y literario pensé que no volvería a escribir. Regresé a Catalina, es un personaje, ella y quienes la rodean, que son portavoces de muchas de las cosas que piensan o dicen millones de españoles y europeos en este momento.

- ¿Confía en repetir el éxito de la novela precedente?

-No, eso es absolutamente imposible. La anterior fue publicada por RHM. La primera edición en tapa dura fue de más de doce mil ejemplares y llegamos a cuatro ediciones.

- ¿Es correcto clasificar "Nada te espante" en la categoría de "literatura para mujeres", aunque suene políticamente incorrecto?

-Creo que es totalmente incorrecto. Todas mis novelas son novelas de tesis. Esto lo he aprendido hace unos meses, no suelo yo usar esos conceptos tan literarios. Yo escribo para seres humanos de todo género y condición. Mis novelas, incluida la que firmé como Davinia Truman, siempre plantean tesis, siempre tienen un trasfondo social, político. "El Coyote" es literatura.

- ¿Qué opina de la corriente actual de feminismo?

-Que no existe. No hay una corriente actual del feminismo. Hay un uso de la palabra feminismo/feminista para sacar votos. Se habla de feminismo para sacar votos, unos lo hacen a favor y otros a la contra. Un caladero más de votos, lo mismo que en su momento lo fueron las minorías de cualquier tipo. El poder usa a las minorías a su antojo, dan migajas a unos que se conforman y a otros los riegan con subvenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook