22 de mayo de 2019
22.05.2019

Absuelta la regente de un piso de prostitutas al no haber explotación

La magistrada destaca que las mujeres ejercían libremente y estableciendo los horarios

22.05.2019 | 01:09
José Antonio Gutiérrez Hevia.

La mujer que regentaba un piso en el que se ejercía la prostitución en el centro de Oviedo ha sido absuelta del delito de prostitución lucrativa por el que la Fiscalía solicitaba una condena de tres años de prisión y 5.040 euros de multa. Según la sentencia, no se dan las circunstancias para la condena, ya que las presuntas víctimas ejercían libremente la prostitución, sin coacciones y sin que hubiera aprovechamiento de una situación de vulnerabilidad o abandono.

La titular del Juzgado de lo Penal 3 de Oviedo considera hechos probados que las mujeres "contactaban de forma absolutamente voluntaria" con la acusada para prestar servicios sexuales en su vivienda, "en horario convenido, abonando la mitad de la cantidad tarifada por los servicios prestados en contraprestación" por el uso del lugar donde ejercían la prostitución. Así lo declaró una de las testigos en el juicio, quien añadió que el trato era el mismo para todas.

Otra de las testigos, que llevaba 15 días ejerciendo la prostitución, "pretendió hacer ver una situación de dependencia y correlativa subordinación y control por parte de la acusada". Pero admitió que la acusada desconocía que estaba de manera ilegal en España, y tampoco su situación era de desamparo puesto que tiene familia en Avilés, donde reside su madre, con la que no consta que hubiera una mala relación, por lo que no vivía una situación real de vulnerabilidad de la que se pudiera aprovechar la dueña del piso.

Advierte la magistrada que para que exista prostitución lucrativa "es indispensable que concurran" varias circunstancias, como que se obligue a su ejercicio mediante el empleo de la violencia, intimidación, engaño o como víctima del abuso de superioridad o de su situación de necesidad o vulnerabilidad. Y que se castiga la prostitución que degrada la libertad y la dignidad de las personas.

José Antonio Gutiérrez Hevia, letrado de la defensa, mostró ayer su satisfacción con la sentencia, porque "quedó acreditada la inocencia de mi representada y se tuvieron en cuenta todos nuestros argumentos". El fallo absuelve también a la acusada del abono de las costas.

La sentencia no es firme y puede ser recurrida por la Fiscalía en el plazo de diez días.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook