27 de mayo de 2019
27.05.2019

Canteli: "Seré alcalde, los que no ganaron que nos ayuden a hacer un Oviedo mejor"

El candidato del PP se felicita por haber logrado recuperar "12 puntos desde las generales en solo un mes" y anuncia trabajo honrado y con criterio

27.05.2019 | 03:30

Alfredo Canteli se hizo de rogar en el salón de un céntrico hotel de Oviedo donde el PP regional y local velaba las armas del recuento electoral. Quería el candidato de Oviedo esperar a que cayera el décimo concejal (al cierre de esta edición, con el 99,27% escrutado, su lista, la más votada, seguía con nueve concejales) pero tuvo que acabar dando la cara para que los suyos le aclamaran como el nuevo alcalde de Oviedo. Él también lo anunció así, sin dudas, convencido de que ser el más votado y sin ninguna alianza evidente a la vista (ni la del bloque de izquierdas ni la de los socialistas y Ciudadanos) que logre la mayoría le garantiza el bastón de mando: "Seré alcalde, claro que voy a ser alcalde, y quiero ser alcalde de todos los ovetenses, de los que me votaron y los que no".

El candidato del PP también lanzó un mensaje al resto de fuerzas, quizá tratando de prevenirse frente a los movimientos de un gobierno en minoría. "A las demás fuerzas políticas que no ganaron las elecciones les pido que nos ayuden a hacer un Oviedo mejor. No creo en la palabra oposición, yo no los pongo ahí, los ponen los ciudadanos, pero desde la oposición, que se preparen para hacer un Oviedo mejor", declaró, visiblemente contento, en su primera declaración.

Tras atravesar la sala principal donde estaban reunidos la mayor parte de los militantes y procedente de un reservado donde candidatos y altos cargos del partido seguían el resultado, el discurso de Canteli empezó con triunfalismo y fuertes aplausos. "Por si alguien no se ha enterado: el PP ganó las elecciones en Oviedo".

Después, Canteli echó cuentas de su victoria y destacó, en especial, el 12% recuperado en un mes respecto al voto registrado al Partido Popular en la ciudad en las pasadas elecciones generales. Sus agradecimientos fueron para su equipo ("ese magnífico equipo que me acompaña y que por casualidad elegí yo, y escogí a los mejores) y para su familia. Acompañado ante el atril por su mujer, Marta Suárez, y arropado por el resto de candidatos, la dedicatoria a los suyos, en especial a sus hijos, nueras y nietos, ocupó también un capítulo importante.

Su hijo Alberto se había afanado, durante todo el recuento, en estar al tanto de la evolución de los concejales, con la tablet en una mano y un móvil en la otra, en una sala en la que cada edil que el PP lograba recortar al PSOE, que había arrancado en los primeros datos con 10 ediles, se celebraba como un gol en un partido de fútbol.

Los agradecimientos a los suyos fueron de nuevo interrumpidos por sus propios familiares, con un "gracias a ti" y una fuerte ovación de los que le acompañan en la lista y el resto de militantes que se agolpaba en la sala.

Le candidato del PP tampoco avanzó detalles de los próximos pasos que dará. Anunció que, prácticamente, tratará de ponerse a trabajar de inmediato y prometió un buen trabajo al frente de la ciudad. "Lo vamos a hacer bien seguro", declaró, "trabajando mucho, con honradez y criterio". Todo, concluyó, conscientes de las dificultades pero con la intención de "transformar Oviedo". "Vamos a hacer muchas cosas".

Y en una campaña, la de Canteli, en la que el partido no ha estado demasiado presente, ayer sí tuvo palabras cariñosas y esperanzadoras para los populares: "es un día importante para Oviedo y para el PP ", explicó, "que seguirá creciendo, ni un paso atrás".

Y así, con la sensación extraña de una victoria rotunda y un ambiente de fiesta pese a haber perdido dos concejales frente a los resultados de 2015 de Agustín Iglesias Caunedo, que sin embargo no logró retener la Alcaldía, el PP cerró una noche con sabor a reconquista y plaza fuerte.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook