El vecino de Oviedo Joaquín Cores acaba de interponer una denuncia en las dependencias de la Policía Nacional por el robo de su vehículo, un Seat Ibiza blanco, esta misma noche, en las inmediaciones de las piscinas del parque del Oeste de la capital asturiana.

El propietario se levantó como cada día para ir a trabajar y poco antes de las ocho de la mañana se encontró vacía la plaza de aparcamiento donde había dejado el turismo.

Justo al lado se encontró un montón de cristales, lo que le llevó a sospechar que alguien había roto la ventanilla y se había llevado el coche.

El afectado pide colaboración vecinal para tratar de dar con el vehículo robado y esclarecer el suceso.