08 de junio de 2019
08.06.2019

Detenido un menor por dar una paliza a un compañero a la salida del colegio

La víctima fue trasladada al HUCA tras sufrir heridas de consideración en la cara

08.06.2019 | 01:48
Un coche policial.

Salía tan tranquilo del colegio y acabó en el suelo con graves heridas en la cara. Un menor, de entre 15 y 17 años de edad, según fuentes cercanas al caso, sufrió el pasado lunes una brutal paliza a la salida de un centro escolar oventese por parte de un compañero de clase. Los hechos fueron denunciados el martes por los padres de la víctima y ese mismo día el agresor fue detenido por la Policía Nacional.

Según explican fuentes policiales, el agresor propinó a su víctima tres fuertes puñetazos. El agredido cayó inmediatamente en el suelo y tuvo que ser trasladado a un centro de salud cercano. Desde allí lo derivaron al HUCA donde fue tratado de heridas de consideración en la cara, especialmente en la zona de la boca.

El herido explicó a los padres lo sucedido y estos decidieron interponer una denuncia. Según les explicó el adolescente, el supuesto agresor llevaba varios días amenazándole con darle una paliza, pero no fue hasta el lunes cuando cumplió su amenaza. Al parecer, el arrestado salió antes de las clases y le esperó en las inmediaciones del centro. Poco después salió su compañero y sin mediar palabra le asestó los puñetazos, dejándole seriamente herido en el suelo.

La Policía Nacional decidió proceder a la detención del presunto agresor, acusándole de un delito de lesiones. El joven quedó en libertad después de que el caso fuese puesto en conocimiento de la Fiscalía de Menores, mientras que la víctima recibió el alta una vez que se le pusieron varios puntos de sutura en las heridas.

Tomar medidas

La Policía Nacional aprovechó el suceso para lanzar ayer una advertencia sobre los casos de violencia en el ámbito educativo. Los agentes destacan la importancia de prevenir este tipo de sucesos avisando de urgencia en caso de sospechas de posibles agresiones u otro tipo de actos violentos.

Del mismo modo, piden a los padres estar alerta ante la posibilidad de que sus hijos protagonicen actos violentos. Existen según los policías varios síntomas que nos indican que un menor puede llegar a cometer actos violentos. Lo más importante, aseguran, es detectar a tiempo el problema y poner el caso en manos de profesionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído