10 de junio de 2019
10.06.2019

Más de 3.000 metros cuadrados en una planta baja y cuatro pisos

El tripartito se fijó en el inmueble de Liberbank para concentrar servicios municipales cuando ya estaba casi cerrada su venta

10.06.2019 | 00:59

El edificio de la plaza de la Catedral (Alfonso II) en el que la constructora Comamsa pretende hacer un apartotel de lujo fue erigido en 1929, en base a un diseño del arquitecto Enrique Rodríguez Bustelo, para el desaparecido Monte de Piedad y Caja de Ahorros. El inmueble dispone de una planta baja y cuatro pisos superiores. En total, son algo más de 3.000 metros cuadrados de superficie.

Tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA en septiembre de 2018, el Ayuntamiento de Oviedo mantuvo contactos con Liberbank para comprarle el edificio de la plaza de la Catedral, con el objetivo de concentrar en este céntrico inmueble buena parte de los servicios municipales de atención al ciudadano, además de las sedes de los distintos grupos políticos de la Corporación, que siguen en un inmueble ubicado en un lateral de la plaza del Ayuntamiento. Además, el tripartito preveía para el antiguo Hogar San José una sala de exposiciones de carácter estable.

La intención del tripartito pasaba por concentrar los servicios municipales en tres núcleos cercanos. Por un lado, la actual casa consistorial, con los edificios anexos de las calles del Peso y Cimadevilla. Por otro, el edificio de la calle Quintana y, finalmente, el inmueble de la plaza de la Catedral. Sin embargo, cuando el Consistorio se sumó a la puja, Liberbank ya contaba con dos ofertas por el edificio. La negociación sobre una de ellas, la de Comamsa, se encontraba muy adelantada y fue la que finalmente se cerró.

Ante este revés, el tripartito se interesó por el edificio Banesto de la calle Marqués de Santa Cruz, ofrecido por su propietario, para las mismas funciones que el de la plaza de la Catedral. Se trata de un inmueble diseñado por el arquitecto avilesino Julio Galván y levantado entre los años 1912 y 1916 para albergar el Círculo Mercantil. Durante décadas fue sede de la firma bancaria hasta el traslado al edificio de la Jirafa hace 14 años. Desde entonces, fue objeto de varios intentos fallidos por cerrar su venta a empresarias de diferentes sectores. Aunque sus características satisfacían por completo las necesidades municipales para poder agrupar dependencias y servicios al ciudadano, finalmente fue el médico Víctor Madera, el hombre más rico de Asturias, quien cerró la compra del edificio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído