11 de junio de 2019
11.06.2019

Oviedo se prepara para celebrar el Martes de Campo con la vista puesta en el cielo

La ciudad celebra hoy la fiesta de La Balesquida, en la que se distribuirán 4.000 bollos, pese a la previsión de lluvia

11.06.2019 | 00:44
Los integrantes de la banda de música, a cubierto, tras la suspensión del concierto de ayer en el edificio histórico de la Universidad.

El 40 de mayo ha pasado, pero parece que los ovetenses no se podrán quitar hoy el sayo para celebrar a tope el Martes de Campo, comiendo, como manda la tradición, un buen bollo de chorizo debidamente remojado en vino. Ese era el comentario que realizaba ayer el presidente de la Sociedad Protectora de La Balesquida, José Antonio Alonso, temeroso de que la lluvia desluzca la tradicional jornada festiva. Que la arruine es imposible. El mal tiempo no podrá con el "supermartes" de Oviedo.

Aunque sea mirando al cielo de reojo, la Sociedad Protectora, organizadora de las fiestas, repartirá un total de 4.000 bollos y sus preceptivas botellas de vino entre los socios de la entidad. Lo hará entre las 9.00 y las 13.30 horas en el paseo del Bombé del Campo San Francisco.

Mientras los socios se animan a recoger el bollo, los grupos folclóricos se concentrarán a las 10.30 horas en la plaza Porlier. A esa hora comenzará un desfile de grupos de baile, charangas y bandas de música hasta el paseo del Bombé.

El Campo San Francisco será, como marca la tradición, el centro neurálgico de la fiesta. Durante buena parte del día, de 12.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 horas, habrá atracciones para los más pequeños en el paseo de la Rosaleda.

La música será protagonista durante toda la jornada. A las 12.30 horas actuará la Banda de Música "Ciudad de Oviedo". En el mismo escenario, pero ya por la tarde, a las 17.00 horas, tendrá lugar el festival de la canción asturiana memorial "Ángel Martínez Suárez", con la participación de Luisi Martínez, Jorge Tuya, Julio Mallada, Luis Estrada y la gaita de Vicente Prado, "El Pravianu". A las 19.00 horas comenzará el fin de fiesta, con una romería popular amenizada por la orquesta "Fábula".

A buen seguro que el Campo no será el único espacio que ocupen los ovetenses. Las pandillas de jóvenes se reunirán un año más, y si la lluvia no les fastidia los planes, en otros parques de la ciudad, como el Purificación Tomás o el de Invierno.

Ayer por la tarde, la lluvia obligó a suspender un concierto de la banda de música en el patio de la Universidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído