15 de junio de 2019
15.06.2019

Identificada una chica como autora de tres "hurtos cariñosos" a jubilados

La acusada hizo insinuaciones sexuales para robar relojes valorados en 12.000 euros a las víctimas

15.06.2019 | 01:18

Se dejaron querer, pero cuando se dieron cuenta se habían quedado sin cariño y sin sus objetos de valor. La Policía Nacional anunció ayer la identificación en Oviedo de una chica de 22 años acusada de cometer "tres hurtos cariñosos", el término utilizado por los agentes para referirse a los robos perpetrados a través de besos, abrazos o incluso insinuaciones sexuales a personas de avanzada edad. En estos casos, la delincuente se llevó un botín compuesto por varios relojes de lujo valorados en más de 12.000 euros.

Los hechos tuvieron lugar en diversos puntos de la ciudad entre el 31 de mayo y 7 de junio. En ese periodo, la Jefatura Superior de la Policía Nacional recibió tres denuncias con casuísticas totalmente idénticas. Las víctimas eran todos varones de avanzada edad que se encontraban en la vía pública cuando de repente una chica joven les asaltaba con todo tipo de excusas para luego tratar de ganarse su confianza y cariño y terminar por robarles.

Las tres personas afectadas iban solas. En todos los casos, la chica empezó preguntando por alguna calle o donde estaba el hospital. A partir de ahí, las preguntas y los comportamientos comenzaban a subir de tono. La cosa empezaba con besos y abrazos, pero en algunos casos fue más allá hasta el punto de insinuaciones y ofrecimientos sexuales. La delincuente aprovechaba finalmente el momento más álgido del encuentro para llevarse joyas, relojes o cadenas de mucho valor económico.

En total, los objetos de lujo y las joyas de gran valor sustraídas entre los tres casos superaron el valor de 12.000 euros. Motivo suficiente todo ello para que la Policía Nacional decidiera proceder a identificar a la mujer, la cual ya estaba fichada por casos anteriores. Según indican las mismas fuentes, la acusada es natural de un país de Europa del este y forma parte de un grupo itinerante que carecía de un domicilio fijo y se desplazaba junto a sus consortes por toda la geografía española en busca de víctimas propias de sucumbir ante sus jóvenes encantos.

Los hurtos producidos son una llamada de atención para que otros mayores extremen las precauciones respecto a comportamientos de este tipo y acudan a denunciar en caso de sufrir casos similares.

Otros casos

No se trata de la primera vez que se producen este tipo de sucesos en Oviedo. Sin ir más lejos, tres personas fueron detenidas hace tres años por cometer hurtos cariñosos en las calles de Oviedo. En aquella ocasión, los acusados fueron un varón de 26 años y dos mujeres de 22 y 44 años, pillados justo después de intentar cometer un hurto de estas características. Su detención permitió describir que se trataba de un grupo organizado que obtenía grandes botines utilizando esta técnica basada en el engaño a personas mayores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído