18 de junio de 2019
18.06.2019

El despertar de "Sonámbulos"

La banda liderada por Manu Velasco y Fonso Pais saca disco y lo presenta con conciertos callejeros para llegar a todos los públicos

18.06.2019 | 01:10
Manu Velasco, con sombrero, y Fonso Pais, ayer, en la plaza del Fresno.

Lo de la música les viene de serie. Llevan años subidos a los escenarios y no tienen intención de bajarse. "Venimos de muchas cosas", reconoce Fonso Pais, que se encarga del bajo y los coros en "Sonámbulos", la banda ovetense que acaba de sacar disco homónimo, y pone como ejemplo al batería del grupo, Gelete Coto, "que ya estaba en 'Métodos de Danza' ", la formación nacida en los años ochenta en Langreo.

Manu Velasco, la despejada cabeza cantante del grupo, repasa el sonido del disco, "trece canciones de las que cada una es de un palo distinto". En esos temas, que escribe Manu y que crecen en el local de ensayo, "hay bossa nova, rock, blues, pop o algo de folk". Un poco de todo porque de lo que se trata es de hacer lo que les gusta, y esta gente lleva muchos años escuchando mucha música y recibiendo influencias sin ningún prejuicio.

No son precisamente jóvenes pero tienen claro que, "aunque seamos unos puretas, tenemos mucha más marcha que los que están debajo del escenario", dice Velasco citando a Pais. Y sus escenarios pueden estar en cualquier sitio. Les gusta llegar a la gente y por eso para presentar su disco en Oviedo no buscaron una sala de conciertos, sino que remitieron al Ayuntamiento una solicitud para ocupación de vía pública. Plantearon tres opciones, la plaza de la Escandalera, Porlier y "Villa Magdalena". Al final les concedieron el último espacio y allí se pusieron a tocar, "para los que iban a vernos, pero también para la gente que se bajaba del autobús", explica Velasco. Esa es su pretensión, tocar para todo aquel que quiera pararse un poco a escuchar música "y no solo para los que van a conciertos". Manu Velasco tiene muy claro que "la música es como el amor, el roce hace el cariño" y por eso se han empeñado en que su música se escuche todo lo posible, y nada mejor que en la calle para hacerlo.

Su segundo concierto de presentación fue la semana pasada en Tierra Astur, en Colloto, y en realidad fue un dos por uno porque esta gente además de "Sonámbulos" tiene "Trastornos del Sueño", una banda con la que hacen versiones de los clásicos del pop y el rock. Son los mismos músicos con las mismas habilidades, pero se han dado cuenta de que cuando tocan versiones el público responde mejor. Ellos se divierten pero en realidad lo que les gusta es hacer canciones propias.

Manu Velasco es una de esas personas que viven la música por dentro y por fuera, es decir, que es habitual de los escenarios pero también de los que están abajo, escuchando y disfrutando de la música de otros. Eso sí, insiste en que prefiere "ver a grupos que hagan temas propios".

No niegan que tienen una edad y reconocen que bien podrían ser los padres de Andy da Silva, el chaval de 23 años que les pone las pilas en el grupo y que se hace cargo de guitarras, mandolina, banjo y ukelele. "Sin él habríamos tardado mucho más en sacar el disco", acepta Velasco. El impulso juvenil debe ser importante porque ya están pensando entrar de nuevo en el estudio el próximo mes de octubre. Antes rodarán todo lo que puedan por Asturias tocando y vendiendo este "Sonámbulos", un cedé con precioso diseño de Matt Shubert.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook