19 de junio de 2019
19.06.2019

Tres lobos llegan desde Alemania al Zoológico El Bosque de Oviedo

Los tres ejemplares que han llegado a Oviedo fueron expulsados de una manada y fue imposible introducirlos

19.06.2019 | 12:16

Tres ejemplares de Lobo Americano (Canis lupus occidentalis), dos hembras con cuatro años de edad y 35 kilogramos de peso, y un macho de siete años y 60 kilogramos, y procedentes de Alemania, han llegado al zoológico El Bosque, en San Esteban de las Cruces.

Según ha informado el núcleo zoológico este miércoles, a través de una nota de prensa, ha sido el dueño de los ejemplares quien ha contactado con el zoológico. Él mismo ha viajado desde Alemania hasta Oviedo con los animales. "Se nota que los animales formaban parte de su familia, además del cariño demostrado estos días que ha pasado en nuestras instalaciones hasta que los animales estuvieran más tranquilos", han indicado el conservador del zoológico, Gonzalo Rubio.


"Estos lobos vivían en una manada de 11 individuos, los cuales son dedicados a reportajes y documentales, ya que su anterior propietario se dedica profesionalmente a ello, nacieron en cautividad y fueron criados a mano por su dueño, al igual que el resto de la manada; pero los lobos al igual que en estado salvaje deciden quien se integra en la manada y quién no", ha informado el responsable de El Bosque.

Los tres ejemplares que han llegado a Oviedo fueron expulsados de la manada de los otros ocho lobos y fue imposible introducirlos. Al tenerlos separados en una instalación relativamente pequeña, su dueño decidió buscarles un nuevo hogar. En Alemania le resultaba muy difícil incluso en parques zoológicos. No todo centro autorizado está dispuesto a tener lobos, muchas veces porque ya los tienen e introducir más es inviable, otras veces porque no tienen instalación para ellos.

Fue un amigo suyo español quien le habló del núcleo zoológico El Bosque, en San Esteban de las Cruces. A partir de entonces, se ha acondicionado una instalación para ellos, donde anteriormente vivían unos pequeños ciervos asiáticos que fueron trasladados a otra instalación mixta con otras especies afines dentro del zoo.

Estos ejemplares están acostumbrados al público y a los rodajes televisivos, no obstante no dejan de ser animales salvajes en una instalación nueva con ruidos y olores diferentes y con cambio de dueños, por tanto y aunque su evolución es favorable necesitarán algún tiempo para adaptarse. "Lo que necesitan en estosmomentos es establecer un vínculo con sus nuevos cuidadores para que el cambio sea más dulce", ha explicado Rubio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído