20 de junio de 2019
20.06.2019

Acepta dos años y medio de cárcel el hombre que robó en tres pisos de Oviedo

La fiscal llegó a un acuerdo previo con la defensa para rebajar su petición inicial de cinco años

20.06.2019 | 12:19
Acepta dos años y medio de cárcel el hombre que robó en tres pisos de Oviedo

El hombre acusado de robar en tres pisos de un mismo edificio de Oviedo, conocido como el "ladrón de los ojos azules", aceptó esta mañana los hechos que se le imputaban y una pena de dos años y seis meses de prisión. La fiscal del caso, Esperanza González Avella, llegó a un acuerdo con el abogado de la defensa antes de la celebración de la vista oral y tuvo en cuenta los atenuantes de toxicomanía y reparación del daño para rebajar la pena de cinco años de cárcel que pedía inicialmente. "Mi cliente actuó movido por su politoxicomanía, pero al ser detenido colaboró en todo momento con la Policía y devolvió parte de lo sustraído", señala el letrado David Gato.

El "ladrón de los ojos azules" se encuentra en prisión preventiva desde diciembre del año pasado, pero su abogado pedirá su libertad una vez que se dicte sentencia. "Solicitaremos que pueda salir con la condición de que asista a un centro de desintoxicación para curarse", explica Gato.

Los hechos 

El ministerio fiscal sostiene que, sobre las 17.00 horas del día 11 de noviembre de 2018, el acusado entró a través de la ventana de la cocina que da al patio de luces, que estaba abierta, de una vivienda de la calle Valentín Masip de Oviedo y se apoderó de unas llaves que había en un cuenco y que fueron encontradas en su poder. La dueña del piso se lo encontró en la cocina y el hombre le dijo: "Ya me voy". Ella se quedó con la mirada azul del asaltante. Con las llaves que se llevó pudo acceder de nuevo al patio de luces del edificio.

Unos días después, entre las 14.50 horas del día 23 y las 2.00 horas del día 24 de noviembre, el acusado volvió a utilizar el mismo sistema y entró de nuevo por la ventana de la cocina que da al patio de luces, que estaba abierta, en otro domicilio del mismo portal de la calle Valentín Masip. En esta ocasión, además de varios juegos de llaves, valorados en 60 euros, se apoderó de 150 euros en efectivo y de un reloj con caja y pulsera de oro valorado en 1.100 euros. Ni el dinero ni las llaves ni el reloj fueron recuperados.

Pensó que podría repetir, así que sobre las 20.05 horas del día 29 de noviembre volvió a acceder al patio de luces y entró de nuevo por la ventana de la cocina, que también estaba abierta, a otro de los pisos del mismo edificio de la calle Valentín Masip. En este caso se llevó una cartera con documentos, diez euros y un teléfono móvil. La cartera y el teléfono fueron recuperados en poder del acusado, que ya se había gastado los diez euros.

La detención se produjo después de que los vecinos instalasen cámaras de vigilancia. Tras el primer intento de robo, la comunidad de propietarios decidió instalar los dispositivos, que grabaron al hombre saliendo del portal el 24 de noviembre, cuando se denunció un nuevo robo. La Policía montó un operativo especial y acabó deteniéndole. Tanto el vídeo como la descripción de sus víctimas permitieron dar caza al caco tras cometer un tercer asalto. Confesó los robos y devolvió parte de su botín antes de ser enviado a prisión provisional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook