05 de julio de 2019
05.07.2019

El TSJA ratifica la libre absolución del único acusado del crimen de Salesas

La sala cree "infundado" que el jurado incurriera en contradicciones en el fallo, como alegó la acusación para reclamar la repetición del juicio

05.07.2019 | 01:10
La vista del recurso de apelación, el martes.

El Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) confirmó ayer que el autor del asesinato de José Manuel Fernández, "Lolín", en un cuarto de basuras del edificio de Salesas, en junio de 2017, todavía anda suelto. La sala Civil y Penal del tribunal ratificó la libre absolución del único acusado del conocido como "crimen de Salesas", José Luis Díaz Ramos, al dar por buenas las conclusiones del jurado que apuntan a la insuficiencia de pruebas para inculpar al varón procesado.

La nueva sentencia, para la que el magistrado José Ignacio Pérez Villamil ejerció como ponente, pone de manifiesto la dificultad para culpar a Díaz Ramos de haber quitado la vida a "Lolín", mediante dos cuchilladas en el cuarto de basuras del edificio en el que este residía. "Es difícil encontrar un veredicto de inculpabilidad más y mejor motivado tanto en extensión como en profundidad", señala el fallo, en el que también se alaba la labor del jurado. "Expresa nítidamente, en términos que pueden ser comprendidos por cualquiera ajeno al proceso, que, no existiendo prueba directa, los indicios presentados por las acusaciones, con pretensiones incriminatorias, resultaron manifiestamente insuficientes", puntualizan.

Los magistrados concluyen que las dudas "razonables" sobre la motivación expuesta por el jurado deja en evidencia "una insuficiente investigación y una acusación poco fundada". Para los jueces, todo esto sirve para "justificar sobradamente" un veredicto de no culpabilidad.

Tanto la acusación particular como la Fiscalía habían solicitado en la vista celebrada el pasado martes la nulidad y repetición del juicio. Ambas acusaciones fundamentaron en las "contradicciones" y la "falta de motivación" de la sentencia por parte del jurado. El TSJA niega que existieran estas circunstancias. "Resulta una denuncia totalmente infundada", afirman para luego explicar que no aprecian "contradicción alguna" en la respuesta de las personas que integran el jurado.

La defensa había incidido durante la vista en la falta de pruebas para inculpar a su cliente y la existencia de indicios sobre su inocencia. El letrado Luis Tuero hizo hincapié en que en el lugar del crimen no había ADN de su representado, pero sí de una tercera persona desconocida. Del mismo modo, recordó que los restos de sangre habían aparecido en el ascensor número cuatro del edificio, pero las cámaras captaron a su cliente utilizando el número tres.

La confirmación del fallo deja sin resolver un caso que tiene en vilo a muchos ovetenses. La libre absolución de Díaz Ramos supone que, a día de hoy, no hay nadie sospechoso ni culpable de unos hechos para los que la familia de "Lolín" pide justicia. De todos modos, la sentencia, que ya ha sido notificada a las partes, no es firme y contra ella cabe recurso de casación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, según el TSJA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook