13 de julio de 2019
13.07.2019

El incendio de una panadería obliga a desalojar un edificio de cinco pisos en el Cristo

"Intentamos apagar el fuego, pero salimos porque se cayó el techo", asegura una de las empleadas

13.07.2019 | 01:43
El incendio de una panadería obliga a desalojar un edificio de cinco pisos en el Cristo
Los bomberos y la Policía Local trabajando en la panadería que se incendió ayer.
El incendio de una panadería obliga a desalojar un edificio de cinco pisos en el Cristo

Un incendio registrado en el obrador de una panadería situada en la avenida del Cristo, concretamente a la altura del número 19, obligó ayer a desalojar a todos los vecinos de un edificio de cinco pisos situado justo encima del local afectado por las llamas. No hubo que lamentar heridos y los bomberos lograron controlar el fuego con prontitud, pero la columna de humo que salía del establecimiento, visible desde varias zonas de la ciudad, provocó que decenas de vecinos se arremolinasen en torno al lugar del suceso. "Cuando vi esa cortina blanca desde mi casa pensé que había una desgracia mucho mayor", asegura Fernando Cortina, que reside muy cerca de la panadería incendiada.

La alarma saltó cuando faltaban unos minutos para las cinco de la tarde. Una de las dependientas que está cara al público en la panadería comenzó a oler a humo procedente del obrador. Cuando accedió a la parte posterior de la tienda, donde se encuentran los hornos en los que se hace el pan, pudo ver cómo el techo se encontraba en llamas. "Sabía que un compañero mío que entraba a las cinco a trabajar estaba tomando un café en el bar de enfrente y corrí a buscarlo. Cuando llegó intentó apagar las llamas con el extintor, pero se cayó el techo y tuvimos que salir de la tienda", explica la trabajadora Cristina Menéndez. El hombre que acudió en su ayuda, Alfonso Fernández, asegura que no pudieron hacer nada para sofocar el fuego. "Ya estaba muy extendido y sólo nos dio tiempo a llamar al 112. Lo más seguro es que las llamas se hayan originado en uno de los hornos", dice.

Mientras tanto, los vecinos desalojados de sus viviendas esperaban para poder volver a sus casas. "A nosotros nos avisó la Policía. Estábamnos en la sala y no habíamos notado el humo, pero al llegar a la cocina y a las habitaciones ya estaba todo lleno", señala María Luisa Crespo, que vive en el segundo piso. José Luis Prieto reside en el primero. "Tuve que salir de casa con lo puesto", subraya.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook