14 de julio de 2019
14.07.2019

El incendio de la panadería del Cristo no afectará al empleo de los 25 trabajadores

Los hornos del obrador y el resto de maquinaria de San Honorato se salvan de los daños del fuego: "Abriremos muy pronto", dice el dueño

14.07.2019 | 01:14
La panadería incendiada el pasado viernes.

Dentro de lo malo, los daños no son irreparables. El incendio registrado a las cinco de la tarde del vienes en el obrador del Horno San Honorato, una panadería situada en la avenida del Cristo, no afectó gravemente a los hornos ni a la maquinaria que se utiliza diariamente para hacer el pan, el patrimonio de más valía. "Todavía se están estudiando los motivos por los que se originó el fuego, pero lo que sabemos es que se ha quemado toda la instalación eléctrica. Los hornos y el resto del material no sufrieron daños serios", explica Josechu Lanza uno de los tres hermanos propietarios de esta empresa familiar.

El responsable del negocio asegura por lo tanto que el suceso no va a afectar en ningún caso a los 25 trabajadores que tiene en el obrador. "Por supuesto que seguirán trabajando. El lunes -por mañana- vendrán los peritos del seguro, arreglaremos los daños y volveremos a funcionar. Abriremos de nuevo muy pronto, todo lo pronto que podamos", afirma el dueño. El Horno San Honorato se encarga de elaborar los bollos preñaos de la mayoría de las fiestas de barrio de Oviedo, por lo que en estas fechas tienen tarea.

La panadería está situada a la altura del número 19 de la avenida del Cristo. Fue una de las empleadas, que en ese momento se encontraba trabajando, la que dio la voz de alarma al ver cómo ardía el techo de la parte trasera del local. Avisó a un compañero que estaba tomando un café en un bar cercano antes de incorporarse al puesto y ambos trataron de apagar las llamas con un extintor, pero les fue imposible porque el techo se vino abajo. "Tuvimos que salir corriendo", explicaba la mujer poco después de lo ocurrido.

Los servicios de emergencia se personaron con celeridad en el lugar del suceso y comenzaron a llamar casa por casa hasta que desalojaron a todos los vecinos del edificio que se encuentra situado sobre el obrador. En ese momento, la columna de humo ya podía verse desde varios puntos de la ciudad y el fuerte olor a quemado invadía el barrio, por lo que decenas de curiosos se arremolinaron en torno al lugar del suceso. No hubo que lamentar heridos y los bomberos lograron controlar el fuego con rapidez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook