09 de agosto de 2019
09.08.2019

La voz de oro, en casa

El Museo Arqueológico acogió ayer una brillante actuación de la ovetense María Zapata junto al pianista Aurelio Viribay

09.08.2019 | 01:06
Aurelio Viribay al piano, junto a la soprano María Zapata, en el concierto de ayer en el Arqueológico.

"Yo soy Cecilia Valdés", canta una soprano y se dirige con una mirada coqueta hacia el público. Pero no. Era María Zapata con su propina, en su vuelta a casa, para dar un concierto que rindió a los espectadores. La ovetense, acompañada del pianista Aurelio Viribay, llenó ayer el claustro del Museo Arqueológico de Asturias, con un espectáculo que resonará durante mucho tiempo en la cabeza de sus paisanos.

El concierto tenía tres partes diferenciadas. La primera recogía cuatro obras de los compositores alemanes Strauss y Schubert. El pianista Viribay se dirigió al público para explicar la historia de estas piezas. La primera de ellas está basada en una serenata a la luz de la luna, la segunda cuenta el romance de Fausto y Margarita, la tercera advierte a las mujeres jóvenes para que no caigan en manos de "galanes", y la cuarta narra la trágica historia de un enano que se enamora de su reina, un amor no correspondido que acaba en tragedia.

La segunda sección del concierto, la francesa, recogió dos canciones de Hang y Poulenc; el dramatismo de la Guerra Mundial recogido en la voz contenida de María Zapata, con una coordinación hipnótica con su pianista. Finalmente, los músicos deleitaron a su público con dos compositores españoles: Obradors, el rey del folclore popular, y Montsalvatge, con canciones que recordaban a lugares éxoticos y alejados. Además, sonó la citada propina basada en la zarzuela cubana de Cecilia Valdés, donde la soprano, que empezó a cantar en el coro de la Gesta, pudo mostrar todo su chorro de voz.

Este concierto es el primero que se realiza en el Museo Arqueológico tras el impasse de los dos espectáculos de música contemporánea realizados esta semana en la sala de cámara del Auditorio Príncipe Felipe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook