12 de agosto de 2019
12.08.2019

Las Regueras se llena el estómago

La gastronomía triunfa en las fiestas de Santullano, que sirven más de 160 raciones de cordero en la jornada de la subasta del ramo

12.08.2019 | 00:40
Las Regueras se llena el estómago
Las Regueras se llena el estómago

El tercer día de fiestas de Santullano estuvo marcado ayer por el folclore y la gastronomía. Cientos de personas disfrutaron en Las Regueras de la jornada más tradicional del fin de semana, con la misa, la típica subasta del ramo y el mejor de los homenajes, con una gran corderada multitudinaria.

Después de la verbena del sábado, los vecinos más madrugadores pudieron asistir, como cada año, a la misa sacramental que se celebró en el templo de San Julián de Viado y en la que participó el coro local. Para aquellos que preferían llenarse el estómago, el plato fuerte les esperaba asándose bajo la carpa del prao de la fiesta.

Mientras la sesión vermú abría el apetito a los asistentes, se procedía a subastar el ramo: una tradición en la que los colaboradores pujan por distintos productos asturianos con el fin de conseguir donaciones para la comisión de fiestas. Entre las distintas elaboraciones destacaron cajas de sidra, quesos artesanos o empanadas de chorizo y bollos preñaos caseros.

Esta deliciosa subasta que terminó más tarde de los previsto, hizo impacientar a los vecinos hambrientos a los que se les hacía la boca agua al pensar en la gran corderada que se hacía de rogar. Con un poco de retraso, llegó la hora de comer. Se vendieron más de 160 raciones de cordero, a kilo por ración, y medio kilo para los menores de diez años.

El atracón, como no podía ser de otro modo, vino acompañado de sidra y completado con un toque dulce. El famoso postre casero de Ana Isabel Aguirre, vecina de Las Regueras, triunfó entre los asistentes. "Mi madre hizo varias raciones de arroz con leche para que acompañaran el cordero. Lo hace todos los años, tartas de turrón, de queso... Aunque también había helados y un vecino trajo tarta de la abuela", explicaba Alba Álvarez Aguirre, miembro de la comisión desde hace cinco años.

"Fue una jornada muy abarrotada, había más gente que el año pasado", resumió Álvarez. Sin embargo, y a pesar de que se ofrecían en el programa de la fiesta, no pudieron realizarse los juegos infantiles debido a la escasez de niños. "Ningún niño se apuntó. Pero como estaba un Dj poniendo música, le dejamos seguir y todo el mundo se puso a bailar", aclaró. Toda fiesta necesita su música, y esa fue la misión de las discotecas móviles que pusieron al público a bailar durante toda la tarde.

Hoy finalizan las fiestas de Santullano con el tradicional reparto del bollo a partir de las ocho de la tarde. Por la noche está prevista una verbena protagonizada por los grupos "Waikas Family" y "Cuarta Calle".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído